• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Las consecuencias de la falta de agentes: “Los atracadores maltrataron a un matrimonio en su vivienda”

Los vecinos de Aljaraque, asustados ante la oleada de robos en la localidad onubense

Audio

José Melero Campos
@ImparablesCope

Redactor y presentador del programa "Imparables Cope".

Cope.esImparables

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 23 abr 2019

España tiene un déficit de unos 28.000 policías nacionales y guardias civiles. Son las plazas que permanecen vacantes en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, según los registros oficiales que manejaba el Gobierno de España a fecha de marzo de 2018. Un hecho que está provocando mayor inseguridad ciudadana en determinados barrios del país o en municipios de menor tamaño. Es por ello por lo que en determinadas zonas hay un clima de cierta preocupación ante la creciente oleada de robos y hechos delictivos que se cometen por parte de diferentes bandas.

Por ejemplo, en la provincia de Huelva, concretamente en una localidad cercana a la capital, Aljaraque. En los últimos meses se han registrado numerosos robos tanto en el municipio como en los núcleos del entorno: La Dehesa, Corrales, Bellavista y La Monacilla. Por ello, los vecinos se han constituido en la plataforma “Por un cambio en Aljaraque”, para exigir a las administraciones mayor seguridad y reforzar la presencia policial. Los atracos no han parado de crecer en los dos últimos años: se han denunciado un total de nueve robos en La Dehesa, seis en La Monacilla y otros tantos en Bellavista, además de los numerosos casos que han tenido lugar en Aljaraque.

la Guardia Civil o a la policía local tardan mucho en dar respuesta.

Los vecinos están asustados. Es el caso de José Luis Barragán, portavoz de la plataforma y vecino de la localidad, que ha indicado que están hartos: “Estamos sobre todo indignados porque cuando se han producido estos hechos, al dar aviso a la Guardia Civil o a la policía local tardan mucho en dar respuesta, a veces más de media hora. Y el problema no es de los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, sino que la plantilla está bajo mínimos.”

Reflejo de todo ello, asegura José Luis, es lo ocurrido el pasado verano, cuando tras varios robos, la Benemérita se tuvo que trasladar desde El Portil hasta Aljaraque, con una distancia entre ambas localidades onubenses de quince kilómetros: “Eso no puede ser ser. Hay que dotar a Aljaraque y a sus pedanías de plantilla suficiente y mejorar sus materiales, porque los vehículos están en estado lamentable.”

El portavoz de la plataforma afirma conocer bien de lo que habla. Y es que este invierno, ha relatado cómo tuvo que ayudar a un agente con su vehículo: “Tuvimos que ir un vecino y yo para empujar el coche del Guardia Civil, porque se había quedado sin batería. Así no se puede ir por la vida.”

En algunos casos, los atracos se cometieron con agresión física incluida: “En uno de los atracos los inquilinos se encontraban en el interior de la vivienda. Los atracadores maniataron al matrinomio y les robaron sus joyas y objetos de valor. Al dueño del inmueble lo tuvieron 40 minutos retenido en una sala sin móvil”, lamenta José Luis.

Una situación que ha hecho que los vecinos se unieran para demandar una mejora en los servicios: “Aljaraque no tiene por qué sufrir esto. Es un barrio normal, donde viven vecinos de todo tipo. No es un barrio marginal.” José Luis cree que esta sucesión de robos se debe a la cercanía de Aljaraque con Huelva capital y a las buenas comunicaciones con Portugal.

Nos sentimos desamparados por el Estado.

El portavoz de la plataforma ha añadido que los vecinos han pasado del miedo a la rabia: “Nos sentimos desamparados por el Estado y por el Ayuntamiento. Por eso luchamos para reivindicar lo mínimo, que se nos dote de buenos servicios. Aljaraque, pese a estar a seis kilómetros de la playa, está muerto.”

Lo más