COPE

El acto de valentía de una víctima del bullying al plantar cara a sus acosadores

El apoyo de la familia y su Fe le hizo salir adelante 

Audio

 

ImparablesImparables

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 08:18

Desde los catorce y hasta los 18 años, Miguel fue víctima del acoso en el aula. Un mal que solo curó la Universidad, cuando hizo borrón y cuenta nueva. Miguel recuerda que lo que desató aquella hostilidad contra su persona fue un viaje que sorteó el AMPA de su colegio: “El viaje les tocó a mis padres, pero había un matrimonio que no estaba de acuerdo con la decisión, diciendo que se había amañado la rifa. Finalmente mis padres tampoco fueron, porque mi abuela materna se puso muy enferma, y lo cancelaron, pero igualmente aquel matrimonio movilizó a otros padres y a su vez a sus chavales para que me atacaran. Llegaron incluso a agredirme físicamente.”

Aquello marcó a Miguel, aunque también relata que le hizo más fuerte. Hoy, a sus 36 años, es una persona que cuenta con el apoyo de sus amigos y familia, aunque en su etapa escolar no contaba con la experiencia y ese punto de madurez que dan los años: “Conseguían hacerme sentir mal. Se daba la circunstancia de que yo era de los más bajitos de la clase, y por tanto era una víctima fácil para las agresiones. Me hacían ver que yo era inferior al resto, lo que me hacía sentir culpable. Eso erosiona tu personalidad. Acababas por pedir tu perdón en lugar de ellos.”

Tortas, collejas, o abrirle las piernas para chocar con los póster de los equipos de baloncesto o fútbol, eran solo algunas de las agresiones a las que era sometido: “Lo peor es que te hacían sentir que era una broma para que yo me integrara y me riera, pero cuando te dabas cuenta, solo les ocurría a unos pocos. Era una agresión física disfrazada de broma, en la que encima les tenías que dar las gracias porque me estaban integrando.”

Los agravios crecían al mismo nivel que su rendimiento escolar decaía. Miguel no era de los primeros de la clase, pero se apañaba bien. La informática le apasionaba. La Historia y la Física eran dos de sus puntos débiles. Pero a partir de los quince años, sus calificaciones fueron peores: “Suspendía con frecuencia y pasaba de curso por los pelos. Ahora por suerte todo es distinto respecto a hace quince o veinte años, cuando no había conciencia sobre este problema.”

Sin embargo, Miguel siempre se mantuvo fuerte, lo que le ha permitido salir adelante: “Yo nunca tuve la tentación de autolesionarme. Además aguanté en el colegio hasta el último día. Me negué en rotundo cuando me ofrecieron cambiarme de centro pese a no tener amigos. Haberme marchado hubiera implicado que los acosadores ganaban la guerra. Opté por seguir y refugiarme en mi familia y en la Fe. Rezaba mucho, pedía a Dios paciencia y fuerza. Así hasta que llegué a la Universidad, cuando hice borrón y cuenta nueva.”

Pese a este afán de superación, Miguel nos confiesa que aquellos años le han hecho estar más alerta cuando percibe que alguien de su entorno o del exterior intenta “pisarle”: “Es un pequeño defecto que tengo. No creo ser arisco con los demás, pero tengo mi genio.”

Miguel apenas ha vuelto a tener contacto con los compañeros que le acosaban. Tan solo les ha visto en alguna circunstancia puntual. Su reacción fue la indiferencia: “No tengo nada que decirles. No guardo buen recuerdo de ellos, y no hay más desprecio que no hacer aprecio. Muestro indiferencia. Intentaron fastidiarme la adolescencia, de hundirme, de que no fuera útil para la sociedad. No lo lograron.”

Hoy, como hemos comentado, existe una mayor concienciación sobre la problemática del bullying, pese a que las técnicas de acoso son más sofisticadas, haciendo uso los acosadores de las redes sociales. Para evitar caer en sus garras, Miguel aconseja “no hacer caso de las redes sociales. Los cobardes que utilizan la red para amenazar son unos cobardes que no tienen valor de hacerlo en la calle. Un Tweet no va a ninguna parte.”

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Mañana Fin de Semana

Con Antonio Herraiz

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Antonio Herraiz

Escuchar