El aberrante error ortográfico de un experto en Biomedicina que le ha dejado en el paro

Posiblemente el aspirante se quedara en estado de shock al conocer el motivo 

Audio

 

ImparablesImparables

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:34

Por respeto al susodicho y por la ley de protección de datos no podemos ofrecer datos personales de la pertenencia del currículum que ha llegado esta semana a las manos de 'Imparables'. Sí podemos aclarar que se trata de un experto en Biomedicina que ronda los cuarenta años, y que durante casi dos décadas ha trabajado en empresas especializadas en este campo.

Los años más duros de la crisis económica hizo que nuestro protagonista perdiera la estabilidad del empleo, como consecuencia de los recortes tanto de la Sanidad Pública como de la privada, tras ocho años como empleado en la empresa en la que había iniciado su trayectoria profesional. En los últimos años, ha ido encadenando diferentes empleos, en ocasiones no relacionada con su especialidad. Durante unos meses llegó incluso a ejercer de comercial, ya que tiene que mantener una familia. Por suerte, el trabajo de su pareja como empleada pública le permite encarar con mayor tranquilidad el futuro.

Su currículum fue circulando por todo el mundillo sanitario para desempeñar su tarea. Y tras meses de búsqueda, su oportunidad para volver a ejercer su profesión le llegó hace apenas unos días, cuando una empresa de Biomedicina que había recibido su referencia se interesó por sus servicios, dada su dilatada experiencia. Era el perfil que buscaban. Un hombre joven, dispuesto y con experiencia.

Desde la compañía revisaron, se ve que con escaso ahínco, la trayectoria del profesional. Por ello, decidieron ponerse en contacto con el protagonista, para mostrarle su interés. Según nos han asegurado desde la propia entidad, tenia muchas posibilidades de hacerse con sus servicios, ya que la conversación dejó a ambas partes con un buen sabor de boca, por lo que se emplazaron a la próxima semana para reunirse personalmente y perfilar las condiciones de la contratación.

Pero en los días previos a este encuentro presencial, estalló la sorpresa, y al leer con mayor detenimiento el currículum comprobaron que en la parte final del texto, en 'Otros datos de interés', el aspirante a ocupar un puesto en la empresa había cometido un error imperdonable: una falta de ortografía de las que duelen a la vista, y que aparece en el párrafo donde se definía como una persona “honesta, ambiciosa y entusiasta.” Hasta ahí todo normal, si no fuera porque la palabra 'honesta' la escribió sin 'h'. El corrector se entiende que no lo tenía activado en su documento de Word.

Un error ortográfico propio de la EGB que no pasó desapercibida para la empresa, que cuando comprobó la grave falta, se puso en contacto con el aspirante para asegurarle que ya no estaban interesados en sus servicios, con el pretexto de que habían encontrado un candidato que se ajustaba más a sus necesidades. Desconocemos la cara que se le quedó al pobre candidato fallido, pero si nos escucha y se da por aludido, le recomendamos encarecidamente que eche un vistazo a su currículum.

ctv-73l-curriculum-falta-de-ortografia

Lo más