Jennifer Aniston, Elsa Pataky, Tania Llasera...¿cómo funciona la dieta del ayuno intermitente de las celebs?

Cada cierto tiempo algún famoso pone de moda una dieta. Ahora le toca al ayuno intermitente.Te contamos las razones su popularidad, en qué consiste y si es saludable

Jennifer Aniston, Tania Llasera...¿cómo funciona la dieta del ayuno intermitente de las celebs?
María Bandera
@Mgbandera

Redactora

Tiempo de lectura: 7'Actualizado 03:31

Jennifer Aniston, Elsa Pataky, Reese Witherspoon​ son algunas de las famosas que se han confesado seguidoras del ayuno intermitente para cuidar su figura. También la popular presentadora Tania Llasera que ha revelado que ha perdido nada menos que 10 kilos durante el confimaniento gracias a este curioso método.

Ella misma ha reconocido llevaba ya años coqueteando con este ayuno, pero que esta vez se lo ha tomado más en serio. "Intento ayunar 16 horas cada día y me va genial", explicaba. En total fueron 70 días de ayuno intermitente, que según reconocía le habían sentado "bien". "Estoy llena de ideas, de energía, me siento ligera y estoy feliz de estar cómoda en mi piel"... Pero ¿tiene este régimen un efecto duradero? ¿en qué consiste? y sobre todo, ¿hasta qué punto es saludable?


Os cuento cómo y por qué he perdido peso...en pleno confinamiento. Objetivo: Bienestar ~ Estar Bien ~equilibrar cuerpo y mente ~ alinearme con mi Salud. Entré en la cuarentena que se convirtió en confinamiento con kilos de más, venían del verano pasado y con un extra navideño. Siempre me veo bien, pero estaba algo incomoda ya y no me cabía casi nada de mi armario. Llevaba años informándome y coqueteando con el ‘ayuno intermitente’ y con el encierro por COVID19 la primera semana me agobié tanto que perdí un par de kilos que me sirvieron de rampa de salida para tomarme en serio el #ayunointermitente(informaros primero). Pensé: ya que me encierro en casa y cocino yo, controlo mejor lo que ingiero y cuando lo ingiero. También ayudó que no hay cenas y fiestas, lo cual ayuda a evitar tentaciones. Así que me puse a ello. Básicamente, en mi caso, no me suele gustar desayunar(al menos antes de dejar de fumar), así que aprovecho las horas de sueño y las sumo a mi no desayuno(solo un café o dos) y bebo mucha agua. Intento ayunar 16 horas cada día y me va genial. Mi ventana de comidas es de 14h-20h más o menos. Y almuerzo, meriendo y ceno pronto con los niños. Me sienta genial tener el cuerpo vacío, entreno ��️‍♂️ 3 días a la semana en ayunas y estoy llena de energía. Muchas veces ya como casi sin hambre. Es impresionante como el cuerpo tira de las reservas disponibles. Ahora, después 70 días de ayuno intermitente, puedo decir que me sienta bien: estoy llena de ideas, de energía, me siento ligera y estoy feliz de estar cómoda en mi piel. Yo he perdido 10 kilos...no me gusta medirme pero tenía curiosidad. Os recomiendo que os informéis, y si os va bien lo intentéis. No soy médico, ni especialista pero el #ayunointermitente, escuchar #mantras por la noche antes de dormir y hacer #ejercicio me han ayudado TANTO en este #confinamiento...que no tengo palabras. Sed responsables de vuestra Salud y tened cuidado por favor. Me da cosa recomendar ‘no comer’...yo si que como y mucho. Solo que ya no a todas horas. La Salud debe ser siempre lo primero, mental y física; por ese orden. Os quiero, suerte y Salud herman@s.

Una publicación compartida de ⚡️Tania Llasera⚡️ (@taniallasera) el


¿DIETA? DEL AYUNO

"Hay que aclarar que el ayuno no es una dieta", matiza en cope.es la nutricionista Ángela Tello, autora del libro GuíaBurros Nutrición. Todo lo que no te han contado sobre la alimentación sana. El ayuno "consiste en dejar de comer voluntariamente durante un determinado número de horas. Hacer una dieta se basa en controlar la cantidad y tipo de alimentos que consume una persona, ya sea para perder peso o por razones médicas, y no implica en ningún momento dejar de comer".

ctv-9ub-shutterstock 1398456602

TRES TIPOS DE AYUNO

Existen tres tipos de ayuno que en general son los más utilizados, analiza Tello:

- Ayuno de días alternos: Consiste en ayunar un día sí y un día no. El día que no se ayuna la persona puede comer lo que desee. El día del ayuno se pueden tomar bebidas no calóricas y una mínima cantidad de comida que no exceda las 500kcal en mujeres y 600kcal para hombres.

- Ayuno dos días a la semana 5:2: Se puede comer de forma normal durante 5 días y reducir la ingesta durante 2 días seguidos sin exceder las 500 - 600kcal por día. Se puede tomar bebidas sin azúcares añadidos.

- Alimentación diaria con restricción de tiempo: comer sólo durante un rango de horas; por ejemplo de 10 de la mañana a 6 de la tarde alimentarse de forma usual y el resto de horas sin comer.

ctv-lhx-shutterstock 288277301

ERROR: AYUNO Y ATRACÓN

El problema es que la gente ayuna 8 o 14 horas, pero luego se da a atracones y eso explica la experta, "es un error". "De nada sirve hacer semejante esfuerzo si luego se compensa comiendo más, essentido común; se entiende que el ayuno se hace como medida para perder peso. Después lo adecuado sería comer equilibrado porque sino al final ganaremos más peso".

Conseguir estabilidad en la pérdida de peso suele tardar unos tres años

¿POR QUÉ ESTA DE MODA?

Cada cierto tiempo alguna persona influyente pone de moda un tipo de dieta (Keto, Paleo, Dukan, etc). Ahora le toca al ayuno intermitente. Uno de los motivos por los que quizá el ayuno se ha hecho popular es porque el cambio de hábitos nutricionales es difícil para la mayoría de personas, mientras que con el ayuno, simplemente dejas de comer por unas horas y no tienes que hacer cambios radicales en tu alimentación".

Además, "se utiliza como reclamo que ayunar es beneficioso para la salud porque produce efectos longevos, antiinflamatorios, mejora el colesterol, triglicéridos, hipertensión y diabetes" y no es es así. "El ayuno no ofrece más beneficios de los que aporta una dieta adecuada". Más bien todo lo contrario. "Muchas personas experimentan con el ayuno efectos secundarios como migrañas, mareos, letargo, mal humor, estreñimiento, diarrea, insomnio, ansiedad o reflujo gástrico".

ctv-bov-shutterstock 1054375334

¿RECOMENDABLE?

¿Qué ocurre en el organismo mientras ayunamos? "Durante la noche la glucosa es principalmente consumida por el cerebro. Después de aproximadamente 12 horas de ayuno los ácidos grasos empiezan a movilizarse desde los cúmulos de grasa hacia el torrente sanguíneo. Una parte de los ácidos grasos se dirigen hacia los tejidos capaces de consumirlos y la otra parte se dirige hacia el hígado donde serán transformados en cuerpos cetónicos para ser utilizados por los órganos que no pueden consumir ácidos grasos. Parece que hasta aquí todo lo referente al ayuno es fantástico pero hay que saber que el exceso de cuerpos cetónicos puede resultar nocivo para el organismo dada la naturaleza ácida de dichas sustancias".

La movilización de las grasas no es un gesto gratuito

Estos mecanismos que despiertan la producción de cuerpos cetónicos "ocasionan estrés en el organismo y aunque es probable que el cuerpo termine adaptándose, la movilización de las grasas no es un gesto gratuito. Se sabe que durante esta movilización se incrementan los niveles de ácidos grasos en plasma y no sabemos si este proceso trae consigo alguna consecuencia silenciosa como que esas grasas puedan adherirse a las paredes vasculares, formar placas de ateroma y en el futuro desarrollar enfermedades cardiovasculares".

Por otro lado, "el tejido graso no sólo actúa como reservorio de células grasas, además de tener funciones metabólicas y endócrinas se sabe que almacena contaminantes orgánicos persistentes (COP), lo que nos hace plantearnos qué sucede con estas sustancias cuando las removemos de forma tan agresiva".

NO PARA TODOS

Em cualquier caso el ayuno intermitente no es adecuado para todo mundo, de hecho, "no es conveniente en personas delgadas, personas con trastornos de la conducta alimentaria y debe hacerse bajo supervisión médica en aquellas personas que sufren de hígado graso, diabetes tipo 1 o 2, hiper o hipotiroidismo y alteraciones gástricas y desde luego, no es aconsejado durante el embarazo y lactancia".

Este ayuno no es saludable ni coherente para el organismo

Para Ángela Tello "esta tendencia no es saludable ni coherente para el organismo. El problema de base en la pérdida de peso es la falta de control sobre las reacciones de nuestro cuerpo; esta cuestión no se resolverá aunque se permanezca 15 días sin comer. Trabajar la mente, meditar, hacer deporte y reflexionar son los primeros pasos para ayudar al cuerpo".

LA MEJOR DIETA

En su opinión "es la del sentido común". "La fuerza de voluntad es algo con lo que los seres humanos casi no contamos y es fundamental para que ocurran cambios en nuestras vidas, ya no solo a nivel dietético si no también a nivel emocional. Estar conectados con el cuerpo no es algo usual, casi siempre nos dejamos llevar por los impulsos. Hay infinidad de dietas, pero comer en exceso, desequilibrado, llevar una vida sedentaria y carecer de tranquilidad mental; siempre será negativo para la salud".

Para no "estresar" al cuerpo, recomienda perder 1 kilo al mes (250gr/semana aprox). "La pérdida de peso gradual es mucho más segura que perder varios kilos rápidamente. La gente que hace dietas milagro se sienten motivadas porque piensan que han conseguido quitarse varios kilos de grasa en poco tiempo pero lamentablemente esto no es tan cierto. Cuando una persona pierde peso tan rápidamente casi siempre es de agua y masa muscular. Si se quiere perder peso y mantenerse hay que cambiar los hábitos de vida porque no se trata de perder 5 kilos en un mes y volverlos a recuperar".

La obesidad es una enfermedad y para salir de ese estado hay que ir despacio con el cuerpo

"Hay que ser conscientes de que la obesidad es una enfermedad y para salir de ese estado hay que ir despacio con el cuerpo y la mente al mismo tiempo para conseguir que el cambio sea duradero. Los cambios en la mente no se producen tan rápido, dominar al cuerpo no es algo que planeas y mañana ya lo puedes poner en práctica sin fallar. Se trata de ir paso a paso observando al cuerpo y aprendiendo poco a poco a dominar los impulsos", explica.

EFECTO YOYÓ

Para Tello, Tania Llasera "es el claro ejemplo de chica que hace distintos tipos de dietas pierde peso y luego lo vuelve a recuperar tan rápido como lo perdió", el conocido como efecto yoyó. "Su cuerpo sufre episodios de estrés por hambre y entra en ese estado de alerta que le hace almacenar la mayor cantidad de grasa posible en cuanto vuelve a reanudar la dieta normal".

La fuerza de voluntad es el factor principal que nos garantizará el éxito en la pérdida de peso

Los cambios drásticos en la dieta, reconoce la experta son "peligrosos" para la salud física y mental. "Perder 10 kilos en 2 meses sigue siendo excesivamente drástico para el cuerpo; lo más probable es que vuelva a recuperar su peso antiguo si no consigue mantener estos cambios de forma radical en su vida".

VOLUNTAD Y MEMORIA DE NUESTRO CUERPO

"La fuerza de voluntad es el factor principal que nos garantizará el éxito en la pérdida de peso y esta se tiene que mantener durante todo el proceso. Conseguir estabilidad en la pérdida de peso suele tardar unos tres años. Esto no quiere decir que después de dicho tiempo la persona puede volver a comer como lo hacía antes. Si hay tendencia al sobrepeso por genética o porque simplemente no se logra controlar los impulsos, el cuerpo seguramente volverá a desequilibrarse".

Además la edad tampoco ayuda. "A más años más lento es el metabolismo" por eso para acelerarlo es importante practicar ejercicio con regularidad.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar