COPE

El 'Lloviu', una variante asturiana del ébola que podría transmitirse de animales a humanos

El nombre surgió de la cueva del Lloviu, el Villaviciosa, donde se descubrió

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:39

En el concejo de Villaviciosa, en Asturias, en la cueva del Lloviu, en 2002, un grupo de investigadores del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, hicieron un hallazgo muy importante. Detectaron en murciélagos muertos un virus pariente del Ébola.

Este filovirus, al que denominaron LLOVIU -por la cueva dónde lo encontraron-, solo se había detectado en este lugar hasta que en 2016, investigadores húngaros lo encontraron en más murciélagos muertos y en uno vivo.

Bueno, pues este último grupo de científicos, con la ayuda de investigadores de la Facultad de Farmacia de Medway (Reino Unido), ha conseguido aislar, por primera vez, este virus pariente del Ébola.

¿Y qué ha supuesto haber aislado este virus? Pues descubrir que es un virus ZOONÓTICO, es decir, que se puede transmitir de animales a humanos. Durante estos 20 años, podrás imaginar la cantidad de investigaciones que se han hecho al respecto y todo lo que se ha averiguado.

Anabel Negredo es científica titular del Centro de Microbiologia del Instituto de Salud Carlos III.

“Todavía no se sabe si podría pasar a humanos, de hecho, desde que se descubrió en el año 2002 en España, hasta nuestros días, no ha habido ningún caso de sospecha de infección de este virus en humanos. Y en Hungría tampoco ha habido sospecha de infección de este virus a humanos desde que se descubrió en el año 2016

“ Nosotros en el año 2002 detectamos RNA del virus en murciélagos, pero no lo aislamos porque había un laboratorio de nivel de contención adecuado en España, y no pudimos hacer estudios de aislamiento del virus”


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar