COPE

Una Iglesia puesta de nuevo a prueba

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:31

En estos días oímos hablar mucho sobre Ucrania, ante el riesgo de que ese país sea invadido próximamente por el ejército ruso. Es un asunto de gran importancia y con muchas dimensiones. Toda la población ucraniana vive con lógica ansiedad esta amenaza, pero hoy quiero fijarme especialmente en las comunidades greco-católicas de ese país, especialmente las que viven dispersas en la zona oriental, donde ya, de hecho, tienen el control las fuerzas prorrusas.

Hablamos de una Iglesia católica oriental con cinco millones de fieles, una Iglesia mártir que ha pagado un precio muy alto por su fidelidad a sus propias raíces bizantinas y a la Sede de Pedro, sufriendo una durísima persecución bajo el régimen comunista, y siendo formalmente borrada del mapa, aunque la vida de la fe jamás se interrumpió. Esos sufrimientos han forjado la valentía y la tenacidad singulares de esta Iglesia.

Por razones fácilmente comprensibles, los greco-católicos son fervientes defensores de la independencia de Ucrania, y existe el fundado temor de que, en una hipotética invasión, estarían especialmente en el punto de mira de las fuerzas rusas. De hecho, en la región oriental de Donbas, controlada por milicias en la órbita de Moscú, estos católicos están sufriendo ya discriminación. Las palabras del Arzobispo Mayor de Kiev-Halych, Sviatoslav Shevchuk, no pueden ser más expresivas: “esta no es una guerra entre dos pueblos, sino entre dos perspectivas, una que avanza hacia el futuro y la libertad, y otra que retrocede”. El papa Francisco desea hacerse presente en Ucrania, pero es fácil entender los enormes obstáculos que tendría que superar ese viaje. Los sufrimientos y peligros que afectan a esta rama, son cosa que afecta a todo el árbol de la Iglesia Católica.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar