COPE

Las familias con hijos dependientes severos están desprotegidos

Cuando los menores cumplen 18 años se les acaba la ayuda

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:38

Lucía necesita atención las 24 horas del día, 7 días a la semana, 365 días al año. Tiene una discapacidad del 83% derivada de una enfermedad rara que le obliga a depender de su madre totalmente.

Hasta julio, Marina, su madre, trabajaba a media jornada sin que repercutiera especialmente en su situación económica. Podía hacerlo gracias a la CUME, una prestación por Cuidado de Menores con Enfermedad Grave que compensa la pérdida de ingresos que sufren los padres y madres al reducir su jornada laboral para cuidar de manera permanente de sus hijos dependientes.

Hasta julio, Lucía era menor de edad, pero con 18 la ayuda se acaba, así que su madre, para poder seguir cuidándola, se ha tenido que coger una baja médica.

La situación de Marina es la de muchas familias en España. Aunque hay esperanza, ya que se ha aprobado una Proposición no de Ley en el Congreso que elimina el límite de edad para recibir esta ayuda. Por fin parece que se ha hecho justicia, pero lo que teme Marina y todas las familias que están en su misma situación es que no sea suficiente.

Lucía tiene una enfermedad rara llamada “Síndrome Síncope Menos”, necesita atención las 24 horas y no puede hacer nada sola. Ella asesora a otros padres en esta situación. Porque otro de los problemas que se presentan es que la escolarización obligatoria es hasta los 21.

Por el momento, hay una partida presupuestaria para ampliar la edad a los 23, pero ella no se puede beneficiar, porque los requisitos no los cumple su hija al ser dependiente severa y tener una discapacidad superior al 65%, en su caso un 83%.


SOBRE LA PRESTACIÓN CUME

Originalmente fue creada para familias con niños hospitalizados por cáncer, pero a lo largo del tiempo esta prestación se ha ampliado a familias con hijos o hijas que tienen enfermedades o condiciones que requieran un cuidado directo por sus padre y madres y es por ello que el listado de la Seguridad Social se ha ido ampliando en patologías.

La esencia del CUME es compensar la pérdida de ingresos que sufren padres y madres trabajadoras al reducir su jornada de trabajo y su salario para cuidar de manera directa, continua y permanente del menor a su cargo, afectado por alguna enfermedad o condición incluida en el listado de la seguridad social.

El derecho a la prestación nace a partir del mismo día en que se inicia la reducción de jornada, siempre que la solicitud se formule en el plazo de tres meses desde la fecha en que se produjo la reducción. Si la solicitud se presenta fuera de este plazo, los efectos económicos tendrán una retroactividad máxima de tres meses.

El periodo inicial de reconocimiento es de un mes, y se puede prorrogar por periodos de dos meses, siempre que subsista la necesidad del cuidado de tu peque (y sea menor de 18 años). Sin embargo, dependendiendo de la Mutua que gestione y resuelva la solicitud, hay casos en que las renovaciones se extienden hasta los 4 meses (como es mi caso actual).

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

-Pueden solicitar el Subsidio por cuidado de menores con enfermedad grave (CUME) aquellos padres, madres o acogedores que:

Estén trabajando por cuenta ajena (empleados) o propia (autónomos). Reduzcan su jornada de trabajo al menos en un 50 % de su duración, para el cuidado del menor. Estén afiliados y en alta en algún régimen público de la Seguridad Social o Mutualidad de Previsión Social establecida por el correspondiente colegio profesional. En el caso de existir 2 progenitores, ambos deben estar trabajando para que uno de ellos pueda solicitar el CUME.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo