En 'La Tarde'

La Junta de Andalucía obligada a contratar a la médica embarazada

Una juez falla contra la Junta de Andalucía por "discriminar" a la doctora embarazada, que consiguió la plaza número uno 

 

  • item no encontrado

Redactor de cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:50

El 5 de abril del pasado año, la dirección del Hospital Reina Sofía de Córdoba puso en marcha un proceso de selección para cubrir una vacante en radiofarmacia. Una médica consiguió la plaza número uno. Pero surge problema, la mujer estaba embarazada. Un problema para la dirección del hospital, que una semana más tarde le comunica que no es apta para trabajar en la unidad de radiofarmacia, por su estado de gestación. Tampoco le ofrece la posibilidad de realizar otras tareas propias de su categoría profesional, en un lugar apropiado por el embarazo. La doctora denunció el caso, y ahora una juez ha fallado contra la Junta de Andalucía por "discriminación". Ayer la Junta comunicó que contrataría a la doctora. 

"La propia argumentación del Reina Sofía, es que su intención es proteger la salud de la madre, y el feto, y por ello directamente la mandan al paro"

En todo el proceso, la doctora ha contado con el apoyo y asesoramiento de Eloisa Bernal, presidenta de Sanidad del CSIF Andalucía: "Los argumentos jurídicos son muy claros. En primer lugar la Constitución, ninguna trabajadora puede ser discriminada. Luego evidentemente hay una fundamentación jurídica en la Ley Orgánica de igualdad efectiva de hombres y mujeres. Y en tercer lugar en la Ley de Prevención de Riesgos Laborables. Hay muchísima jurisprudencia sobre este tema que considera que ninguna trabajadora puede sufrir una discriminación en el acceso al empleo por su estado de gestación". 

ESCUCHA AQUÍ LA ENTREVISTA COMPLETA | Eloisa Bernal en 'La Tarde' 

Desde el CSIF comunican que por fortuna estos casos en los que hay una discriminación flagrante son cada vez más escasos: "No es lo frecuente, la plantilla es casi del 70 % de mujeres. La propia argumentación del Reina Sofía, es que su intención es proteger la salud de la madre, y el feto, y por ello directamente la mandan al paro". A día de hoy, sigue costando aceptar la vida familiar para discriminar: "En la situación que llega una mujer trabajadora con un embarazo es difícil, la conciliación sigue siendo una utopía. Tenemos una normativa que nos respalda pero muchas veces la implantación en los centros deja mucho que desear. Todavía queda mucho por hacer"

Etiquetas

Lo más