Juan Solo: Galería de los horrores de la campaña electoral

La particular visión de la actualidad de Juan Solo en La Tarde

Audio

 

La Tarde

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:19

Como hoy estamos hablando de obras... Obras que nunca acaban. Como el bloqueo político.

Lo que sí acaba hoy, gracias a Dios, es la campaña electoral.

Aquellos que esperaban que los políticos hubieran aprendido la lección han comprobado que no podían estar más equivocados. Los políticos han estado en su tónica habitual. La campaña me ha parecido un poco aburrida.

Aunque siempre tengo mi esperanza puesta en Albert Rivera. En televisión se crece y esta vez no ha podido ser menos. Nos mostró su arma secreta. No, no me refiero al Adoquín Torra ni al Adoquín Skywalker.

Su arma secreta era mucho más peluda. Tampoco era Chewbacca. Aunque ambos tienen la misma mirada llena de ternura.

Lucas, el perro que está acaparando toda la atención en Ciudadanos. No, raro no huele.

Ya va por 4.122 seguidores en Twitter. Gracias a su cuenta sabemos que ha ido a la redacción de varios periódicos, y que se declara como un “liberal convencido”

También hemos tenido deslices como el de Pablo Iglesias en el debate televisivo...

Y meteduras de pata como la de Pedroooooooo, cuando dijo que él iba a traer a Puigdemont.

Durante su entrevista en RNE cuando le preguntaron si traer a España a Puigdemont no era cosa de la fiscalía, más que del Gobierno.

Luego pidió perdón y dijo que estaba cansado pero su archienemigo, Pablo Iglesias, no dejó escapar la oportunidad.

Y no da mucho más de sí. Porque si analizas el mensaje político, todos los candidatos decían cosas muy bonitas de sí mismos.

Los escuchas y todos tienen todas las soluciones a todos los problemas. Y piensas... ¿cómo es posible que siendo tan listos nos hayáis llevado a esta situación?

En cualquier caso, os aconsejo que no hagáis lo mismo que los políticos: mentir a diestro y siniestro y echarle la culpa de todo a los demás porque, en nuestras vidas de seres normales, estas cosas pasan factura.

Ya veremos qué pasa el domingo.

Yo creo que volveremos a votar en menos de un año.