José María Barreda ve “innecesario” un relator y critica que se está “alimentando” al independentismo

El presidente de Castilla-La Mancha ha calificado de “confusas” las aclaraciones de Carmen Calvo y asegura que las reclamaciones de Torra son "insaciables"

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 17:48

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, ha criticado en los micrófonos de La Tarde de COPE la decisión del Ejecutivo Nacional de establecer la figura del “relator” en la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, en concesión a las reclamaciones de los indepentistas de designar un mediador internacional. El presidente del gobierno regional ha calificado esta figura de “innecesaria” y ha lamentado que se estén “haciendo concesiones que lejos de cortarles las alas, le están alimentando”, al mismo tiempo que ha asegurado que los independentistas están “ganando el relato desde hace tiempo”.

Sobre las explicaciones de esta mañana de la vicepresidenta, Carmen Calvo, Barreda ha subrayado que existe una “confusión” que se ha estado alimentando y que la propia ministra “no las tenía todas consigo sobre si había quedado claro”. El que fuera secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha ha mantenido que hay que poner “pie con pared” en este tema porque las reivindicaciones del gobierno de la Generalitat “inasumibles” e “inaceptables”. Barreda se posiciona junto al discurso de Josep Borrell de que se “ha acabado la terapia del ibuprofeno”, en referencia a dejar de intentar rebajar la tensión negociando por “condiciones insaumibles”.

Sobre la propuesta de Emiliano García-Page de convocar un Consejo Territorial para aclarar la cuestión del “relator”, el presidente de Castilla-La Mancha la ve “sensata” y “lógica” ya que “da a todos la oportunidad de opinar”. Eso sí, recalca Barreda que le da todavía el beneficio de la duda al gobierno de Pedro Sánchez y critica la respuesta “excesiva” de la oposición y la “violencia en el lenguaje” que, asegura, “no ayuda”. “Entrar en una dinámica de insulto y descalificación personal no me parece adecuado en una política democrática”, apunta Barreda.

Lo más