Boletín

As Gándaras, el barrio de Lugo afectado por los okupas

Margarita ha estado en 'La Tarde' para dar mas detalles de la situación que se está viviendo en este barrio

  GOOGLE MAPS

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:45

La Asociación de Vecinos Gatos Roxos ha denunciado que hay tres casas ocupadas en el barrio de As Gándaras, en la ciudad de Lugo, por familias gitanas con una "casa matriz" desde donde distribuyen a otras familias. Lo ha denunciado el presidente de la Asociación de Vecinos Gatos Roxos, Jaime Gueimunde, que desde hace unas semanas convoca manifestaciones en el barrio para tratar de sacar a estos ocupas de esas tres casas.

Incluso llegan a hacer "negocio", y así puntualiza Gueimunde que "hay una casa que tienen alquilada, que es la casa madre y después tienen otras dos casas ocupadas". "Unos vienen y otros se van", ha advertido. Al respecto, ha recordado que "en una casa se fueron unos y a los quince días vinieron otros, ellos van trayendo gente y marchando, en la última casa intentaron meter a cuatro mujeres y al final las desalojó la Policía". "Desde la casa madre controlan a la gente de un lado para otro", ha abundado.

Preguntados sobre si han convertido esto en un negocio, Jaime Gueimunde ha insistido en que "son prácticas que no se pueden permitir, que lleguen unos individuos que revienten la cerradura, entren en tu casa y se queden a vivir allí, casas que les ha costado a la gente mucho dinero y trabajo hacerlas".

Margarita ha estado en 'La Tarde' para dar mas detalles de la situación que se está viviendo en este barrio: “Entraron dos veces a mi casa, la primera vez le tuvimos que pagar un compra de 50 euros, pero a otros vecinos les han pedido más de 3.000 euros. Ahora me han vuelto a ocupar la casa y no sé que va a ocurrir”.​

El presidente de la Asociación de Vecinos ha alertado, a su vez, de que los "ocupas" están mostrándose más "agresivos" en los últimos días, incluso "protestando", por lo que ha emplazado a la "gente" a que "no entren al trapo de sus provocaciones". Gueimunde ha asegurado que los vecinos están "nerviosos", que cunde el "nerviosismo" al no poder hacerse nada contra estas familias y ha afirmado que reina la "inseguridad" en "un barrio donde vive mucha gente mayor".

Estos "invasores" han llegado a pedir dinero para salirse de las casas, "lo piden siempre", matiza Gueimunde, que relata el caso de uno de los propietarios que llegó a desembolsar hasta 3.000 euros para que se fueran de su vivienda. Asimismo, ha lamentado la "inseguridad jurídica" en la que se encuentran los propietarios, por lo que anima a los políticos a que reformen la ley, que prima el derecho a la vivienda "y no el derecho a la propiedad".

Lo más