Programa - La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Lunes a viernes de 15h a 19h

En 'La Tarde'

Cómo se rehabilita a un maltratador

Te explicamos cómo funcionan los proyectos que buscan rehabilitar a maltratadores

 

  • item no encontrado

Redactor de cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17:34

Andrea fue asesinada a los 20 años. Una vida entera de cosas por hacer que nunca vivirá. Un hombre, al que había denunciado y que tenía una orden de alejamiento, la raptó, la metió en su coche y lo estrelló contra una gasolinera. Andrea fue la víctima número 49 de la violencia contra la mujer en España el pasado año 2017. 49 mujeres a las que han arrancado su derecho a vivir

13 años después de la entrada en vigor de la Ley contra la Violencia de Género, hemos analizado en 'La Tarde' los efectos que ha tenido esta norma. El Catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Málaga, José Luis Díez Ripollés, cree que ha habido avances, aunque lentos: "Ha habido un descenso paulatino de los homicidios. De estar en una horquilla entre 60 y 70 al año hemos pasado a una entre 40 y 50. Es un descenso significativo."

A pesar de ello, muchas víctimas siguen teniendo miedo a denunciar: "No acaba de convencer a la mujer el acudir al sistema penal. Ya sea porque teme consecuencias negativas o porque no le convence el propio sistema. Puede haber una victimización secundaria. Que la víctima note que denunciar tiene repercusiones negativas en su vida."

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | La lucha contra la violencia machista en 'La Tarde'

Algo que asusta y estremece es el aumento de la violencia entre adolescentes y jóvenes: "Hay que destacar que la violencia contra la mujer entre los adolescentes sueles ser de bajo nivel. Es preocupante porque luego puede acabar siendo grave."

"Las personas que reciben el tratamiento cambian. Mejora la empatía, reconocen más el daño causado."

Por eso, además de apostar por las vías penales, apuesta por desarrollar otras estrategias para atajar esta violencia: "Un primer consejo es considerar hasta qué punto hemos prestado una confianza excesiva al sistema penal. Casi la mitad de las medidas son de naturaleza penal. Creo que vendría bien trasladar un poco el foco a enfoques educativos, de sensibilización…"

Entre esas medidas está la rehabilitación de los agresores. Muchos de estos individuos cumplen condenas en prisión y al volver a la calle reinciden en su conducta criminal. Por eso, se trabaja con ellos para evitar que se reproduzca esta violencia que pone en peligro a otras mujeres.

El Instituto de Ciencias Forenses de la Universidad Complutense ha realizado un estudio que demuestra que los agresores que se someten a este tratamiento reinciden en un 6'8%. Se lo ha explicado Meritxell Pérez, una de las autoras del estudio, a nuestra compañera Laura Otón: "Las personas que reciben el tratamiento cambian. Vemos que mejora la empatía, reconocen más el daño causado. Vemos un cambio terapéutico."

 "Se puede reconocer que se ha hecho daño. Y una vez se reconoce, se empiezan a producir esos cambios." 

De los 26.190 condenados por violencia machista en 2016, solo 7.659 se sometieron a estos tratamientos, unos de manera voluntaria, otros por sentencia judicial. La gran mayoría niegan su culpabilidad: "Que te reconozca alguien de entrada: 'Yo agredí a mi pareja, la vejé...Es muy excepcional'."

Pero con trabajo se pueden revertir esas conductas delictivas: "Se puede reconocer que se ha hecho daño. Y una vez se reconoce, se empiezan a producir esos cambios. Hay que pensar que esto puede beneficiar también al sujeto. Obviamente para que no se repita el daño a la víctima, pero también para ellos mismos."

Hay que cambiar la visión de pareja "que la visión sea dominar al otro, para controlarlo, para así no perderlo...todo eso se tiene que cambiar. En la mayoría de casos se produce ese cambio de actitud. Y se les ayuda a controlar la ira, a gestionar los conflictos de manera no violenta, a través del diálogo...Y a prevenir una recaída."

El proyecto busca, sobre todo, evitar que haya nuevas víctimas que puedan caer en las manos de estos maltratadores.

Lo más