De Haro: “Ternera no es un héroe, fue el jefe de unos asesinos. No hay derrota de ETA sin derrota del relato"

Fernando de Haro analiza la detención este jueves del etarra en territorio francés

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:22

Audio

 

Fue una mañana fría del 11 de diciembre de 1987. Un Renault 11 se detuvo frente a la casa cuartel de la Guardia Civil en la Avenida de Cataluña. Murieron 11 personas, entre ellos 5 niños. Ese atentado fue ordenado por Josu Ternera, el histórico dirigente de ETA, fugado de la justicia, detenido esta mañana en Francia. El atentado de Zaragoza fue precedido por una masacre en junio de ese año en el Hipercor de Barcelona que causó 21 muertos.

La mitad de los jóvenes vascos no saben hoy qué fue ese atentado. Muchos no saben cuáles fueron los atentados ordenados por ETA. Un 30 por ciento de los vascos no cree ya que los miembros de la banda fueran terroristas y un 10 por ciento los consideran héroes. No estaría nada mal que esta detención de Ternera sirviera para que el relato de la historia de ETA se escriba como lo que es: como una banda terrorista que aterró a todo un país en una causa aberrante y que sus negociaciones, una vez derrotada, no tienen mérito alguno. Pero para construir el relato justo de ETA, el problema no son los jóvenes. El problema son líderes como Eguiguren, el que fue presidente de los socialistas vascos, que ha asegurado que Ternera es un héroe de la retirada.

Eguiguren ha sugerido que la Policía o los servicios de seguridad le habían dejado en libertad. Urkullu ha tenido la desfachatez de pedir juicio justo. Eguiguren dice que Ternera fue un héroe porque, bajo los auspicios de Zapatero, cuando ETA estaba derrotada, fue el protagonista de una negociación con los terroristas que empezó en Ginebra en 2005. Las palabras de Eguiguren, sugiriendo que el Estado de Derecho había decidido dejar en libertad a Josu Ternera, me han recordado una de las tres veces que Ternera consiguió escapar en circunstancias extrañas.

En mayo de 2011 Josu Ternera eligió la localidad de Saint Gervais, una población pequeña, a los pies del Mont Blanc para reunirse con sus hijos. Cuando el CNI francés lo tenía localizado y le iban a echar el guante, se escapó porque recibió un soplo, una llamada de Sudáfrica. Ese año consiguió escapar otra vez. Ese año 2011, ETA declaró un "alto el fuego permanente. Y en mayo Bildu se pudo presentar a las elecciones. Ternera no es un héroe, fue el jefe de una banda de terrorista. Y la historia se tiene que contar como fue. No hay derrota de ETA sin derrota del relato.

Lo más