Boletín

De Haro sobre el boicot a Rivera en Rentería: “Bildu busca convertir ciertas comarcas en una tierra sin ley"

Fernando de Haro comenta la actualidad en el monólogo de 'La Tarde'

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:21

Audio

 

Esta mañana se ha estrenado el primer capítulo de la serie Juego de Tronos. HBO, que es la plataforma que lo distribuye, ha colapsado a los pocos minutos del estreno. Todos los que han luchado despiadadamente entre ellos hasta ahora se unen para hacer frente a los caminantes blancos dirigidos por el Rey de la noche. Esa unión que parece va a producirse en la serie de tronos no llega a la política española. Los partidos que buscan el voto, por más que se empeñen, no son enemigos. El enemigo externo es quien utiliza la violencia, quien no acepta la diferencia. A estas horas, después de las cinco encuestas del fin de semana, no ha cambiado nada sustancialmente. Gana el PSOE pero es muy probable que nadie sume. Lo más indecisos son los votantes de centro y de centro izquierda.

Esta mañana hemos escuchado las reacciones que han tenido los líderes de Bildu ante los acontecimientos de Rentería de este domingo. Y esas reacciones retratan bien el carácter de este partido que quiere ser protagonista de la vida política nacional tras el 28 de abril. Otegi, que formará grupo con ERC, y que ha ofrecido su apoyo a Sánchez. Este domingo, los radicales del independentismo vasco intentaron impedir de forma violenta el mitin que protagonizó Rivera en Rentería. Solo la intervención de la policía vasca salvó la situación. El sábado los radicales agredieron a militantes de Vox que acudieron a los mítines de Abascal en San Sebastián y en Bilbao.

El alcalde de Rentería de Bildu, Julen Mendoza, ha hecho lo de siempre: echarle la culpa a las víctimas. El candidato al Congreso por Bildu Jon Iñarritu, ha llegado a atribuir la actuación de la Ertzaintza a la existencia de grupos radicales dentro de la policía vasca. Iñarritu quiere que la policía esté del lado de los radicales violentos y no de los que sufren la violencia. Cuando no lo hace las descalifica.

Estas reacciones teorizan el hegemonismo antidemocrático de Bildu, apoyado por el PNV. Negar a Ciudadanos y a Vox, o a cualquier otra formación o grupo, el derecho a expresar sus posiciones en público refleja hasta qué punto la presencia de Bildu resta libertad en el País Vasco. Cada uno debe poder hacer campaña y luego hay que dejar a las urnas hablar. Las raíces de Bildu se alimentan de un totalitarismo violento empeñado en rescribir la reciente historia del País Vasco y de convertir ciertas comarcas en una tierra sin más ley que su imposición. Quien acepta el apoyo de Bildu, quien gobierna con Bildu se retrata. Rivera ha pedido la actuación de la Fiscalía. Un tuit: la única condena del PSOE al acoso sufrido por Ciudadanos en Rentería

Lo más