De Haro: “La izquierda más dura presidirá el Congreso y el Senado para entenderse con los independentistas”

Fernando de Haro analiza la actualidad del día en su monólogo de ‘La Tarde’

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:21

Audio

 

Borrell es probablemente uno de los ministros en funciones con más talento y más inteligencia. Pero a Borrell le puede a veces la arrogancia. La arrogancia de no preparar las entrevistas sobre Cataluña con periodistas extranjeros o de llamar el levantamiento en Venezuela golpe militar. Esa arrogancia le ha llevado hoy a negar que Pedro Sánchez haya señalado a Meritxell Batet como futura presidenta del Congreso y a Manuel Cruz, como presidenta del Senado, los dos del PSC, los dos federalistas, por su condición de catalanes.

Batet y Cruz serán presidentes del Congreso y del Senado porque son catalanes, porque son del PSC y porque se parecen mucho a Iceta en sus postulados. Batet ha sido la poli buena en la relación con los independentistas y Borrell el poli malo. Batet, en junio pasado, defendió la conveniencia de hacer reformas legales para que algunos de los artículos del Estatuto que fueron anulados por el Constitucional fueran rescatados. Luego defendió las reuniones de Sánchez con Torra. Antes de eso, en junio de 2017, en el 39 Congreso del PSOE, defendió la plurinacionalidad de España.

Y antes de defender la plurinacionalidad, Batet en 2003, con todos los diputados del PSC, votó en el Congreso de los diputados a favor del derecho a decidir, de un referéndum en Cataluña. Rubalcaba quería echarla. Batet y Cruz serán el presidente del Congreso y del Senado después de que el PSOE y Podemos se hayan repartido los cargos en la mesa del Congreso. Unidas Podemos ocupará la Vicepresidencia Primera, con Gloria Elizo, y la Secretaría Primera, que recaerá en Gerardo Pisarello. Podemos y el PSOE suman cinco sillas, Ciudadanos y PP dos cada una. El hecho de que Sánchez haya propuesto a Batet como presidenta y de haber llegado a un acuerdo que le da la mayoría con Podemos en la mesa del Congreso, supone una decidida voluntad de entenderse siempre con los independentistas y de gobernar el Congreso con la izquierda más dura… ¿significa que Sánchez ya se ha definido?

Es lo que dice la oposición: Sánchez en manos del independentismo y de Podemos. La cosa es más complicada, Sánchez solo quiere tener acuerdos con Sánchez, pactará en la mesa del Congreso y en el Congreso cada vez con unos, también con el PP y con Ciudadanos. 

Lo más