Boletín

De Haro: “Ha bastado una hora de reunión con Sánchez para que Iglesias se olvide de un Gobierno de Coalición"

Fernando de Haro analiza la actualidad del día en su monólogo de 'La Tarde'

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:31

Audio

 

Pablo Iglesias se ha convertido en un hombre, en un político fácil. Desde hace cuarenta días venía pidiendo entrar en el Gobierno, reclamando un Gobierno de coalición con ministerios, e incluso vicepresidencias. Y ha bastado una hora con el presidente en funciones y un milagro semántico para que se conformara Iglesias. Esta mañana Sánchez le ha dicho que no va a haber Gobierno de coalición pero sí de cooperación y Pablo Iglesias se ha ido satisfecho. Lo de menos son los nombres, no vamos a hacer problema del léxico.

Los nombres son lo de menos, sobre todo, cuando no te va a quedar más remedio que votar a favor de una investidura de Sánchez porque unas nuevas elecciones acabarían con Podemos y porque en abril perdió un millón de votos y en mayo 700.000 votos. Sánchez es especialista en darle la vuelta a las palabras: la centralidad es un acuerdo con Podemos, agotar la legislatura fue convocar las elecciones en abril, hacer una contrarreforma laboral fue dejar sin tocar la reforma laboral del Rajoy y el impuesto a la banca ha sido ya no me acuerdo. A Iglesias el Gobierno de cooperación le da el pretexto para iniciar la retirada. ¿Pero qué es el Gobierno de cooperación? Adriana Lastra, la portavoz del PSOE, no ha aclarado nada. Lo único claro es que el Gobierno de cooperación no es Gobierno de coalición.

Es una forma de definición, por negación. El Gobierno de cooperación es lo que todos sabemos desde hace días: algunos independientes de la órbita de Podemos probablemente con papeles decorativos. Pablo Iglesias está resultando fácil. Quien no quiere resultar fácil es Vox. Hoy se ha iniciado la legislatura en la Comunidad de Madrid y en Murcia. PP, Cs y Vox han hecho presidente de la Asamblea de Madrid a Juan Trinidad de Ciudadanos y las tres fuerzas se hacen con la mayoría de la Mesa. Ciudadanos no ha tenido que votar a Vox para la Mesa porque el PP le ha prestado los votos. Íñigo Errejón y su formación, Más Madrid, no obtiene ninguna representación en la Mesa. 

En Murcia, el voto en blanco de Vox ha permitido también que Ciudadanos presida la Asamblea de esa Comunidad Autónoma. Pero la noticia de hace uno minutos es que Monasterio, la líder de Vox en la Comunidad de Madrid ha llegado a un acuerdo con el PP para entrar el Gobierno. Ya esta mañana Monasterio avisaba en el programa de Carlos Herrera que había que ir dando de lado al asquito a Vox. Ciudadanos se ha negado a firmar el acuerdo. Vetos, juegos semánticos, preacuerdos por sorpresa, es la triste crónica de la vida política española.

Lo más