Boletín

Fernando de Haro: "Este Gobierno tiene una fijación contra la educación concertada"

El presentador de 'La Tarde' analiza la decisión de Hacienda de revisar las donaciones de los padres a los colegios concertados

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:07

Audio

 

Al presidente del Gobierno, entre tanto viaje internacional y entre tanta negociación con los independentistas, le ha quedado un rato para escribir un libro: se titula "Manual de Resistencia". Debe ser que con lo de la tesis le cogió gusto a lo de recurrir los negros que te escriben lo que tú firmas. A Sánchez su propio libro le va a hacer falta. Porque Esquerra ya ha presentado la enmienda a la totalidad a los presupuestos. ERC plantea una enmienda política a los presupuestos, pero Bruselas ya plateó una enmienda económica.

Al proyecto de presupuestos de Sánchez, si se resta la trampa contable que ha hecho con el IVA, le faltan casi 8.000 euros. Quizás por eso y, sobre todo porque a este Gobierno no le gusta la enseñanza concertada, la ministra de Hacienda ha sugerido que podría suprimirse la deducción fiscal de los donativos que los padres entregan a los colegios concertados.

La ministra de Educación, no sabe no contesta. ¿Que es esta deducción? ¿Qué son las donaciones a la enseñanza concertada? ¿Por qué el Gobierno quiere quitar las deducciones?

A mitad de los años 80 del siglo pasado se creó el sistema de conciertos. Los colegios concertados son colegios públicos que en vez de estar gestionados directamente por la Administración autonómica están gestionados por la iniciativa social, por ejemplo una cooperativa de padres o una orden religiosa. Con los colegios concertados los padres pueden elegir qué educación le dan a sus hijos y al Estado, además, la educación le sale más barata. En los colegios concertados el Estado paga a los profesores y una parte de los gastos. Pero hay otra parte importante de los gastos que no paga el concierto. Por eso los colegios concertados piden a los padres que si quieren hagan donaciones.

No se trata de una prestación por servicios como dice la ministra de Hacienda porque si los padres no pueden pagar o no quieren pagar esas donaciones sus hijos siguen recibiendo clase. Los padres, como es lógico se desgravan, por las donaciones. Y este Gobierno, que tiene una fijación educativa contra los conciertos no quiere que se hagan esas desgravaciones. Se lo pone así más difícil a las familias como ha denunciado la diputada de Ciudadanos Marta Martín. ¿Por qué no le gusta al Gobierno que los padres elijan? 

Lo más