Audio

De Haro a las 17h: "Lo que ha sucedido en Sri Lanka es un nuevo aviso para el islam verdaderamente religioso"

Fernando de Haro analiza la reivindicación del Estado Islámico de los atentados en Sri Lanka

Fernando de Haro

'La Tarde'

Madrid

Tiempo de lectura: 2Actualizado17:27

Los cuerpos de Alberto Chaves y María González, víctimas de la cadena de atentados perpetrados el pasado domingo en Sri Lanka, tardarán en ser repatriados a España

El número de muertos se eleva ya a 321 y esta mañana se ha celebrado el primero de los funerales. En Sri Lanka el blanco es el color del luto. Los católicos que han participado en la misa que ha tenido lugar en una de las iglesias de Negombo han condenado la violencia. Se les ha visto esta mañana rezar y cantar por las calles.

El Estado Islámico, el Daesh, ha revindicado el atentado y el ministro esrilanqués de Defensa ha asegurado que los ataques del domingo, obra de yihadistas, fueron la venganza por lo sucedido en Christchurch en Nueva Zelanda, el ataque contra dos mezquitas de la ciudad del sur de Nueva Zelanda en el que murieron 50 personas

¿Ha sido realmente el Daesh o simplemente se ha atribuido la masacre?

Tradicionalmente el islam en Sri Lanka no había sido especialmente violento. Pero desde hace unos diez años había sufrido una intensa mutación. A Sri Lanka llegaron hace unos diez años líderes muuslmanes salafistas. El salafismo es la rama más integrista del islam, que está vinculada a los países del Golfo. En el salafismo crece con cierta facilidad el yihadismo. Después de la llegada del salafismo, el Daesh ha recultado centenares o millares de terroristas en la India y en sudeste asiatico, algunas decenas en Sri Lanka que han combatido en Siria e Iraq. Se ha desatado además una rivalidad en la zona entre Al Qaeda y el Daesh, Sri Lanka ha sido una importante zona de transito de yihadistas. Este atentado, si se confirma su autoría, supone una gran mutación del islam de la zona que hasta ahora no se había enfrentado a los cristianos, su objetivo eran los budistas. Lo que ha sucedido en Sri Lanka es un nuevo aviso para el islam verdaderamente religioso, los yihadistas no son religiosos. Si los líderes mulsumanes no son contundentes en todos los rincones del mundo se extendera la plaga, de una intrepretación y utilización del islam nihilista que siembra la muerte y la destrucción.