Audio

De Haro a las 15h: "El daño de Sánchez al ordenar a la Abogacía que acusara de sedición"

Fernando de Haro analiza la intervención de los abogados de la defensa en el juicio del proces

Fernando de Haro

'La Tarde'

Madrid

Tiempo de lectura: 2Actualizado16:14

"Estamos tan pendientes del pactódromo que casi se nos ha olvidado el juicio del proceso secesionista que está en una jornada decisiva. Luego, a las cuatro, comentaremos, el encuentro de Sánchez con Iglesias que ahora parece conformarse con un Gobierno de Cooperación, que nadie sabe lo que es, y no con un Gobierno de Coalición.

Sesión hoy y mañana decisiva en el juico del proces, que mañana, en principio va a quedar visto para sentencia. Hoy le ha tocado el turno a los abogados de la defensa. La intervención del abogado de Junqueras y de Romeva, Van Eynde, ha sido un ejercicio de confusión de poderes y negacionismo muy propio de cierto tipo de independentismo.

El abogado de Junqueras le ha pedido al Supremo que resuelva con su sentencia lo que ha llamado el conflicto de Cataluña. Casi ha sido una invitación a la prevaricación, a dictar una sentencia injusta o contraria a la ley. Los magistrados del Supremo no tienen que resolver un conflicto, tienen que dictaminar si los acusados cometieron delito de rebelión, malversación y/o sedición.

Hoy nos hemos dado cuenta del daño que ha hecho Sánchez al ordenar a la Abogacía del Estado que acusara por sedición no por rebelion. La discrepancia entre la fiscalía, que sí pide condena por rebelión, y la abogacía del Estado ha sido uno de los argumentos utiizados por Van Eynde para argumentar que el escenario de la rebelión es absurdo. Van Eynde solo acepta la acusación de desobediencia. Para intentar desmontar la acusación de rebelión, Vay Eynde, ha tenido que quitarle importancia a la violencia, no la podía negar, y ha querido asegurar que esa violencia no tenía un carácter finalista. Van Eyden ha asegurado sin empacho que el movimiento independentista se basaba en la no violencia, que lo que hubo el 20 de septiembre y el 1 de octubre fue desafección no violencia.

Por mucho que Van Eynde se empeñara en cambiar de nombre, los hechos son testarudos. En el tribunal hemos oído el testimonio de la agente judicial que tuvo que escapar de la Cosejería de Economía por el tejado y el de más de 20 guardias civiles contando con detalle los ataques que se produjeron desde el 20 de septiembre al 1 de abril. Como los hechos son innegables, Van Eynde ha argumentado que la violencia fue escasa, que la secretaria juidicial solo tuvo incomodidad y que los guardias civiles mintieron.

Pero todavía tenía que hacer Vay Eynde una pirueta y como la violencia es innegable ha argumentado que esa violencia estaba desconectada de Junqueras. Se ha olvidado del testimonio de los mandos de los Mossos que dijeron muy clarito que advirtieron a Junqueras que si seguían adelante habría violencia.