Boletín

Inés Domenech: “El trabajo de los forenses españoles no tiene nada que ver con el CSI”

La médico forense presenta su novela 'Muerte Nupcial'  y explica en qué consiste su interesante trabajo

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:49

Cuando pensamos en el trabajo de un forense todos imaginamos algo parecido a lo que muestran las series de televisión y las películas americanas. Unas producciones que han contribuido a forjar en nuestra cabeza una imagen distorsionada del trabajo del forense español. No todos los forenses españoles van con traje y tienen los ojos azules y no todas las forenses españolas van con tacones de 12 centímetros. Pero… ¿las técnicas de trabajo son las mismas entre forenses?, ¿han cambiado mucho las cosas en los últimos años?, ¿es igual el trabajo de un forense de ciudad que de uno que desarrolle su labor en un pueblo? Esas son algunas de las preguntas a la que ha respondido la médico-forense española, Inés Domenech, en La Noche de COPE.

“Vestimos de una manera cómoda. Tenemos una actividad muy compleja y, a la vez, muy distinta a la del CSI. Hacemos un trabajo de reconocimiento, en primer lugar, pero luego son tareas muy diversas. Mucho más completo que el de los forenses de las películas”, explicabaDomenech.

Asimismo, la médico-forense ha querido aclarar alguno de los mitos que rodean a su profesión. “La gente cree que sólo hacemos autopsias, pero nuestra labor también va mucho con los supervivientes”.

Se trata de una profesión a la que se accede por Oposición, y cuyo trabajo es fundamental para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. “Se toman indicios o pistas para ver qué ha pasado, y si ha habido intervención de terceras personas. Reconstruir las escenas del crimen es una de nuestras principales misiones. Es un proceso complejo; desde el levantamiento a las autopsias”, alegaba Inés Domenech.

Un trabajo que ha cambiado mucho en los últimos años. De hecho, Inés Domech ha escrito una novela basada en un ambiente rural, en la década de 1990, titulada ‘Muerte nupcial’, “porque entonces la vida de los médicos-forenses era muy solitaria y muy dura”.

Uno de los factores clave en este trabajo es la hora de la muerte, el momento en el que se produjeron los hechos. Un elemento fundamental que deberán descubrir estos especialistas, y que será importantísimo para la Policía. Al ser preguntada por si sienten la presión de hacer el bien, Inés Domenech respondía: “Nos presionamos a nosotros mismos porque intentamos encontrar el máximo número de indicios para averiguar lo máximo posible. Es presión por hacer bien tu trabajo. Nada más y nada menos”.

Finalmente, todo aquel que quiera conocer el trabajo de un médico-forense en nuestro país, sólo tiene que hacerse con la obra de Inés Domenech, ‘Muerte nupcial’ (editorial Acen). Y es que como dice Domenech… “Nuestro trabajo es muy desconocido. Conocemos mucho del sistema judicial y policial, pero el forense no tanto”. Así que ya es momento de ponerle solución.

Etiquetas

Lo más