Así se prepara el Ejército español ante posibles epidemias

Quizás nunca te lo habías planteado, pero… ¿Qué ocurriría si en España se desatara una crisis sanitaria como la que pudo iniciarse con el ébola en 2014?

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:23

¿Cómo reaccionaría el Estado?, ¿con qué armas se combate una epidemia?, ¿a quién habría que pedir ayuda? Son cuestiones que, para nuestra tranquilidad, sí han sido contempladas por el Estado español. Ellos sí se han planteado cómo afrontar en la práctica una amenaza invisible que, aunque sea improbable, nunca puede ser descartada: la de una epidemia.

Escondida en la sierra madrileña, se encuentra una de las grandes instalaciones militares del Ejército Español. Se trata de la Base de San Pedro, y allí, en su interior, se halla el Centro Militar de Farmacia de la Defensa. Un moderno complejo, inaugurado hace apenas 3 años, en el que se fabrican y almacenan aquellos medicamentos que nos permitirían hacer frente a una crisis de desabastecimiento, a un accidente nuclear, e incluso a un atentado terrorista de carácter químico.

El coronel farmacéutico del Centro Militar de la Farmacia de la Defensa, Antonio Juberías explicaba en ‘La Noche’ que “se producen y elaboran medicamentos que son básicos para el personal del Ejército, pero también controlamos aquellos medicamentos necesarios en situaciones excepcionales como pandemias, catástrofes nucleares, biológicas…”.

Preguntado sobre por qué no se nutre el Ejército de las redes farmacéuticas comerciales, Juberías afirma que “se debe al mantenimiento de un personal cualificado y preparado para hacer frente a una desgracia a gran escala”.

En estas instalaciones hay hasta 74 productos diferentes, y allí se almacenan medicamentos para un año. “Nuestras reservas tienen un valor económico cercano al millón de euros”, comentaba el coronel farmacéutico.

Unas reservas establecidas por la Agencia Española del Medicamento y el Ministerio de Sanidad, que permitirían a nuestro país estar preparados para una posible pandemia. “Somos depositarios de reservas de antivirales para hacer frente a posibles pandemias como la de la Gripe A”, concluía Juberías. Además de hipotéticos accidentes nucleares o atentados terroristas de carácter químico.

Etiquetas

Lo más