Boletín

La alegría de una anciana y el voluntario que la atiende: "Pablo, te quiero mucho"

 “Estoy muy contenta con ellos, si uno es bueno, el otro es mejor”, comenta sobre las personas que le acompañan

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15 ago 2019

Cuando llegamos a ancianos ya no solo duelen los años, sino que la soledad pesa cuando no hay nadie a quien acudir. Según los datos del INE, en España viven 7,3 millones de personas mayores de 65 años. Entre ellas, dos millones viven solas y la mayoría son mujeres. 

Esta necesidad de acompañamiento ha fomentado la creación de organismos como la Asociación Benéfica Geriátrica. Esta organización gestiona el voluntariado de jóvenes que acompañan a las personas mayores que lo soliciten. 

Han estado en la Noche de COPE, dos personas de esta asociación. Por un lado, Dolores, una mujer de 74 años que vive sola Pablo, un joven peruano que le acompaña en sus labores. También ha participado en la conversación la doctora Jara Velasco, especialista en geriatría del Hospital de Guadarrama. 

Dolores acudió a la Asociación porque necesitaba ayuda para ir al médico, ya que sus dos hermanos no pueden encargarse siempre de ella. Está muy contenta con el servicio que recibe: “estoy muy contenta con ellos, si uno es bueno, el otro es mejor”. 

La comunicación es constante e incluso se llaman en Nochebuena: “nos contamos nuestras penas, alegrías y todo. La persona que hace esto es porque tiene buen corazón” ha señalado la entrevistada. 

Pedro es uno de los voluntarios que trabaja con ella y señala su principal motivación:  “te llevas a casa la sensación de haber dejado a una persona súper contenta y súper agradecida”.

La doctora Janet Velasco destaca que la soledad puede hacer que la recuperación física sea más complicada ya que no tienen un aliciente para salir: “el aislamiento se ve vinculado con la depresión, dejan de comer, ven menos y tienen mucha apatía”.

Lo más