COPE

Newsletters
Registrarme

La Noche de Adolfo Arjona

Así actuaba el 'Estrangulador de Boston': "las desnudaba y las violaba con cualquier objeto"

Albert DeSalvo no tenía preferencias con sus víctimas, asesinó a trece mujeres con edades comprendidas entre los 19 y los 85 años

Audio

Pedro González

Redactor COPE Málaga

MÁLAGA

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 25 nov 2022

Era un auténtico depredador sexual. Golpeaba en las puertas de sus víctimas, ya fueran jóvenes o ancianas, y con su mejor rostro se hacía pasar por un técnico que pretendía reparar algún desperfecto.

En cuanto la mujer se daba la vuelta, un deseo irrefrenable se apoderaba de él y, de un salto, le pasaba el brazo por cuello para dejarla sin oxígeno.

Albert DeSalvo, el “Estrangulador de Boston”, abusaba sexualmente de sus víctimas, aunque en pocas ocasiones llegó a violarlas. Las golpeaba… las estrangulaba… y las penetraba con diferentes objetos.

Pero su ego fue creciendo, y en sus últimos asesinatos llegó a dejar postales navideñas… o incluso se atrevió a formar un lazo con una bufanda en torno a la cara de una muchacha muerta.

Durante casi dos años, las autoridades estuvieron atadas de manos… sin poder atrapar a un criminal que estaba aterrorizando a la población, provocando que nadie saliera a la calle… que los negocios puerta a puerta cayeran en picado… y que las mujeres se atrincheraran en sus casas con algún arma blanca a mano.

Fue el afán de protagonismo el que llevó al “Estrangulador de Boston” a confesar sus delitos sin ningún pudor. Sus desajustes mentales le hicieron huir de una condena a muerte… pero no pudo escapar de la ley de la cárcel.

LA INFANCIA

Para abrir el expediente del ‘Estrangulador de Boston’ hemos invitado a La Noche de Adolfo Arjona al investigador y escritor José Manuel Frías. No es justificación a sus crímenes, pero empecemos por entender su infancia. Albert DeSalvo fue víctima de malos tratos, igual que el resto de hermanos y su madre. ‘El talón de Aquiles de Albert fue su padre, que era alcohólico y maltrataba a su mujer y a sus hijos’ dice José Manuel; ‘pasó por la experiencia de ver cómo su padre rompía los dientes de un puñetazo a su madre y luego le partió los dedos de una mano, y vio como su padre violaba a su hermana. Un chaval que pasa por estas experiencias tiene que quedar marcado’.

MODUS OPERANDI

Albert DeSalvo, el ‘Estrangulador de Boston’, asesinó a trece mujeres con edades comprendidas entre los 19 y los 85 años. ‘No tenía una preferencia a la hora de matar y solía colarse en las viviendas fingiendo ser un trabajador y golpeaba y estrangulaba a sus víctimas’ cuenta Frías: ‘no llegaba a violar a sus víctimas, las desnudaba, las agredía sexualmente, pero con objetos que tenía a su mano y las dejaba en posturas muy explícitas’

EL PEOR CRIMEN

De todos los crímenes del ‘Estrangulador de Boston’ el más horrible fue el de Mary Sullivan, una joven de 19 años, violada con un palo de escoba y estrangulada con unas medias. El asesino, a modo de provocación, le había anudado en torno a la cabeza una bufanda de colores, haciendo un lazo bajo la barbilla.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Entre los dedos de un pie, había una tarjeta navideña en la que ponía: “Feliz Navidad”.

Este nuevo asesinato caló más hondo en la sociedad, tanto por la edad de la víctima, que era la más joven de todas, como por los espantosos detalles del crimen. ‘A pie de calle había miedo e indignación entre los ciudadanos y es entonces cuando empieza a ser conocido por su apodo’ afirma José Manuel Frías. ‘El pánico llegó a ser tan grande que los servicios a domicilio y las ventas puerta a puerta disminuyeron de manera drástica, nadie abría su casa a nadie. El único negocio que floreció fue el de las alarmas y el de los cerrajeros. Había personas que dormían con cuchillos en la mesilla de noche, Nos encontramos con una ciudad paralizada y había miedo a salir a la calle, las mujeres lo hacían en grupo y no les faltaba en el bolsillo el espray de pimienta’.

DETENCIÓN Y MUERTE

A principios de noviembre de 1964, Albert DeSalvo fue detenido por abusar sexualmente de varias mujeres de Massachusetts y de Connecticut. Nadie sospechaba que aquel hombre era el “Estrangulador de Boston”. Pero todo cambió de manera radical cuando Albert le dijo a su compañero de celda: “¿Qué ocurriría si un tipo fuera encarcelado por robar un banco, si en realidad hubiera robado trece?”. ‘Es una muestra de su afán de protagonismo y parece que Albert dio tantos detalles que el compañero de celda llegó a creer que estaba delante del estrangulador’ afirma Frías. ‘Por aquel entonces estaban ofreciendo una recompensa de 10.000 dólares al que diere una pista sobre el asesino, así que su compañero de celda saca a la luz lo que sabía y Albert fue interrogado y confesó sin ningún tipo de pudor sus asesinatos, incluso dando detalles de dos crímenes que ni siquiera la policía conocía’.

El 9 de enero de 1967 se inició el juicio contra Albert DeSalvo. El estrangulador de Boston fue sentenciado a cadena perpetua, y obligado a recibir atención psiquiátrica. Pocos días después, en un alarde de habilidad, se fugó de la prisión, pero se entregó de forma voluntaria, 38 horas después.

Para evitar nuevos percances, nuestro protagonista fue internado en la prisión de máxima seguridad de Walpole, en Massachusetts.

En la mañana del 25 de noviembre de 1973, fue encontrado muerto en su celda, con seis puñaladas en el corazón. Nadie lo echó de menos, y nunca se supo quién había sido su asesino.

LA MENTE DE UN VIOLADOR

Albert DeSalvo era un violador y en eso nos hemos centrado con el doctor Felipe Hurtado, psicólogo clínico y sexólogo del Servicio Valenciano de Salud. ‘Son personas que cuando lo hacen de adultos, es porque en su infancia lo han sufrido o lo han observado’ asegura el doctor Hurtado. ‘Son personas que ante otras pueden ser catalogadas como normales, pero en entornos más privados pueden tener esas alteraciones en su personalidad que los hacen sicópatas que actúan en base a esas necesidades no cubiertas y son hombres con baja autoestima, que constatan su masculinidad maltratando a las mujeres y a veces llegan a matarlas y disfrutar con el sufrimiento’.


Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar