Boletín

Audio

El horrible crimen de Daniel Zamudio: seis horas de tortura por ser homosexual

 

Tiempo de lectura: 1Actualizado10:15

Aunque no era la primera vez que Daniel Zamudio recibía ataques homofóbicos por su condición de homosexual, nunca hubiera esperado encontrarse con aquel fatal desenlace en la noche del 2 de marzo de 2012. Aquel joven de 24 años fue a visitar a una amiga, pero al volver a su casa en Santiago de Chile, ya de madrugada, se tropezó con sus verdugos. Cuatro jóvenes con ideales neonazis que ya habían ajustado cuentas con la justicia por amenazas y agresiones.

Los asaltantes forzaron a Daniel a acompañarlos al parque San Borja, junto a la Alameda. Allí comenzaron a insultarlo por sus inclinaciones sexuales, para luego comenzar a darle patadas y puñetazos en la cabeza, en cara, y en los genitales. Luego, con el filo de una botella rota, le grabaron una esvástica en el abdomen. Más tarde le tiraron varias veces una piedra de gran peso sobre la cabeza. Con la víctima sangrando y desvanecida, sus agresores le partieron una pierna haciendo palanca. Uno de ellos diría que el sonido fue parecido a cuando se quiebra el hueso de un pollo. Tras seis horas de tortura, apagaron sus cigarrillos sobre el cuerpo de Daniel, y lo dejaron allí tirado. Fallecería días más tarde en el hospital, después de haber permanecido en un coma inducido.