COPE

De Rusia a EE.UU pasando por Ghana o Argentina: ¿se están vacunando los españoles en el extranjero?

En La Mañana de Fin de Semana viajamos por el mundo para conocer en qué punto de la vacunación se encuentran los españoles que viven en el extranjero.

Audio

Patricia Zurutuza Múgica

Patricia Zurutuza Múgica

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 09:58

“Gracias Mónica y mil gracias a todo el personal sanitario por vuestra increíble labor. Qué orgullo nuestra sanidad pública”. Junto con esta frase, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya colgaba en su cuenta de Instagram una fotografía en la que mostraba el momento de su vacunación.

Pero lo cierto es que este hecho provocaba un incendio en Exteriores. Y es que lgunas de las embajadas de nuestro país se encuentran en lugares en los que la vacunación no es accesible, así que los diplomáticos que allí trabajan no tienen su vacunación garantizada hasta ahora, porque González Laya anunció por carta que a aquellos que no pudiesen acceder a la inmunización se les enviarían monodosis de Janssen.

¿Están los españoles que viven en el extranjero vacunados de Coronavirus? Y en caso de no estarlo, ¿tienen una fecha prevista?

Comenzamos el recorrido en Israel. Este país fue de los primeros en comenzar el proceso de vacunación allá por el 17 de diciembre. Por aquel entonces faltaban 10 días para que comenzase en nuestro país. Luis Vegas Isasi es médico en un hospital de Israel y se puso su primera dosis el 19 de diciembre. Tan solo necesitó su tarjeta de trabajador y nada más. Por cierto que en los primeros meses de 2021, la vacunación allí era completamente libre. ¿Esto qué implica? Que si por ejemplo nos desplazábamos hasta Israel, pongamos por trabajo, y queríamos vacunarnos, tan solo teníamos que ir a un hospital y enseñar nuestro pasaporte. Y ya está. Eso sí, las cosas, tal y como nos cuenta Luis, han cambiado desde entonces. La vacuna ya no es libre, y para poder vacunarse, se necesita un seguro de aquel país. La razón es que el país comienza a abrirse y quieren evitar, por todas las maneras posibles, el turismo de vacunas.

Con casi el 57% de la población -una población de unos 9 millones de habitantes- completamente inmunizada la vida allí es al 95% prepandémica.

Algo parecido ocurre en Estados Unidos. Allí parece que la pandemia comienza a ser cosa del pasado. Con los datos de vacunación del 4 de junio encima de la mesa, casi el 52% de los estadounidenses tienen al menos una dosis, y casi un 42% tiene la pauta completa. De hecho allí incluso se incentiva la vacunación.

Jesús ha vivido en Estados Unidos, no llega a los 30 años y hace unos días se puso la segunda dosis de la vacuna en Nueva York. La primera se la puso en abril, en un supermercado, cuando entró a comprar una lata de cerveza. En su caso no le pidieron ni tarjeta de residencia. Con su pasaporte bastó para salir de ese supermercado con su lata de cerveza y una vacuna de Moderna puesta. La primera, dice, apenas la sintió, aunque la segunda fue un poco más peleona. Jesús es el vivo ejemplo de que no importa ni la nacionalidad ni la clase social o económica.. Allí se vacuna a cualquier extranjero e incluso a las personas sin techo.

Muy diferente a Rusia. A 4 de junio, apenas el 9% de más de 144 millones de habitantes está completamente inmunizado con la vacuna de Sputnik. Juan Oliveira, gallego afincado en Moscú desde hace algo más de 4 años es uno de ellos. No se lo pensó dos veces y en marzo se inoculó la segunda dosis del antídoto ruso:

Eso sí, solo aquellos que tengan permiso de residencia pueden vacunarse en aquel país... Al menos de momento. Eso podría terminar, porque según ha anunciado el propio presidente, Vladimir Putin, Rusia quiere abrirse al turismo de vacunas, así que aquellos extranjeros que entren en ese país podrán vacunarse pagando una tarifa a partir de julio.

17.324 kilómetros separan Rusia de Argentina. Allí la inmunización avanza, lenta, pero avanza. Ahora se vacuna a personas mayores de 70 años, porque durante mucho tiempo no llegó ninguna vacuna. Javi lleva unos años viviendo en Argentina y, debido al flujo tan irregular de la llegada de vacunas, no sabe si le tocaría vacunarse dentro de tres, cinco o diez meses. Una vez más, es algo que cambia, porque Argentina va a empezar a producir masivamente la vacuna rusa Sputnik a partir de la próxima semana.

Algo parecido ocurre en África. De hecho, vamos a poner dos ejemplos muy claros: Ghana y Marruecos.

En Ghana, a 31 de mayo, apenas el 2% de a población está vacunada con una dosis, y apenas un 1% con la pauta completa. En febrero llegaron más de 600.000 vacunas de la iniciativa COVAX, de las Naciones Unidas. Pues bien, un par de meses después, Charo Vázquez, de la Congregación de Hermanas de la Caridad de Santa Ana es misionera en ese país, tiene, atención, 73 años, y todavía no ha sido vacunada.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La diócesis les avisó el pasado abril que podrían vacunarse, pero unos días después lo cancelaron, y no conoce cuál es el plan de vacunación de aquel país. No recibe información de nadie. Lleva 40 años viviendo allí, y de momento no tiene una fecha estimada de cuándo vacunarse. Tampoco se plantea volver a España, a su Zaragoza natal para ponerse la vacuna.

Esa es la situación en Ghana, porque si nos trasladamos hasta Marruecos, a casi 5.000 kilómetros de distancia, la cosa cambia por momentos. Rolando, misionero Javeriano, lleva siete meses allí, y el viernes se puso la segunda vacuna de Sinopharm.

Casi el 25% de la población tiene al menos una dosis, bien de Sinopharm, bien de AstraZeneca. Rolando tiene 55 años, es decir, 18 menos que Charo, y apenas lleva siete meses en el país vecino. No le pidieron su pasaporte, simplemente la famosa tarjeta de residente.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo La Lupa Noticias

La Lupa Noticias

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE