COPE

Radiografía de las bandas latinas: organización, violencia y menores

Cada vez más menores forman parte de estas bandas. Se aprovechan de su vulnerabilidad y situación social para hacerlos sentir que forman parte de un grupo y aprovecharse de ellos.

Audio

Alejandro ibáñez García

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:56

En nuestro país son principalmente dos bandas latinas las predominantes: Dominican Don’t Play y los Trinitarios. Ambas son de origen dominicano, aunque cada vez lo integran más nacionalidades, y están enfrentadas entre ellas. Antes las dos más famosas eran los Latin King y los Ñetas, que fueron las que introdujeron en nuestro país a este tipo de bandas en los años 90, pero gracias al trabajo de la Policía durante años y años han conseguido bajar su poder e influencia.

La lucha por los territorios es lo que genera tanta violencia. Se da un proceso de retroalimentación. Se produce una agresión, un ataque o una pelea entre bandas y están obligados a responder. Esto desencadena un círculo vicioso que solo termina cuando se acaba con el rival.

Los menores son uno de esos pilares fundamentales en los que se sustentan estas organizaciones. Por dos motivos principales: son fáciles de captar, de engañar...y sobre todo porque cuentan con el perfil perfecto para delinquir y después salir impunes porque legalmente es más difícil castigarlos. Además, cada vez son captados a edades más tempranas.

Alberto Díaz es pastor del Centro de Ayuda Cristiano, donde acompañan a jóvenes a salir de las bandas latinas e integrarse en la sociedad a través de actividades culturales y deportivas. “Inmigrantes de primera, segunda o tercera generación, que no han conseguido integrarse y que encuentran en las bandas un grupo que sustituye incluso a su propia familia” así es el perfil de los jóvenes que se inician en las bandas latinas, tal y como nos ha contado el propio Alberto.

Utilizan a los menores para cometer sus agresiones, ataques, robos, vender drogas...y así los cabecillas se libran. Es difícil acusarlos porque los menores, al ver de lo que son capaces de hacer, tienen miedo a denunciarles”, asegura Carlos Morales, portavoz del Sindicato Unificado de la Policía. Según sus datos, en torno a 1.300 personas forman parte de estas bandas.

Tras la reforma del Código Penal de 2010 ya son consideradas organizaciones criminales, sin embargo la utilización de los menores les sigue protegiendo. Este es el vacío legal contra el que la Policía, que asegura tener al 99% de sus integrantes localizados, está luchando en la actualidad.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar