• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Los lugares más peligrosos del mundo

Son especialmente atractivos para quienes buscan pasar sus vacaciones en los lugares donde pueden vivir emociones fuertes

Audio

 

Paloma Sánchez Paulete

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:47

Hay quien necesita de un buen chute de adrenalina para poder disfrutar de sus días de vacaciones: desde islas habitadas por serpientes venenosas, pasando por ciudades construidas sobre volcanes en constante actividad o rincones inexplorados donde viven tribus indígenas que jamás han entrado en contacto con la civilización moderna.

Pese a ello, pese a la existencia de estos peligros, hay quien convive con ellos a diario. Es el caso de los habitantes de la Isla italiana de Estrómboli. Para ubicarla en el mapa, esta isla corresponde a la Islas Eolias, un archipiélago al norte de Sicilia. Los 300 vecinos que quedan ahí conviven con un volcán que lleva activo muchos años. Para que nos hagamos una idea,  en este volcán se inspiró Julio Verne para escribir 'Viaje al centro de la Tierra'. Los expertos calculan que las explosiones de fuego y las emisiones de lava se producen rítmicamente cada 20 minutos.

La ciudad de Prypiat, en el norte de Ucrania, acoge otro de los sitios más peligrosos que se pueden visitar.  Si ya todos conocíamos la trágica historia de la central nuclear de Chernóbyl, sucedido en el año 1986... la serie estrenada este año ha vuelto a poner esta ciudad en el punto de mira. 33 años después, Ucrania ha permitido abrir al público la sala de control del reactor número 4. Eso sí, quien se anime a visitarlo, deberá llevar máscara antigas, traje para la radiación y botas especiales. Una visita de 5 minutos como máximo.

 Los amantes de los ofidios, de las serpientes para ser más exactos, tienen una visita obligada a la Isla Queimada da Grande, en Brasil.

Se trata de una isla tomada por estos reptiles. Ojo al dato. Se calcula que hay entre 2.000 y 4.000 ejemplares en un espacio de unos 400.000 metros cuadrados. Tras varios ataques las autoridades de Brasil han decidido prohibir la visita de turistas.

Y si hay un rincón del planeta que se ha ganado por derecho propio su lugar en esta lista es Sentinel del Norte. Es uno de los pocos sitios que quedan por explorar del planeta: allí vive una tribu formada por unos 200 nativos... de los que se sabe poco  o nada. Acercarse a la isla es peligroso, tanto si es por mar como por el aire... Las imágenes que han llegado a través de fotografías hechas desde helicópteros muestran una isla frondosa que no permite ver que hay entre los árboles. Pocas o muy pocas personas han logrado acercarse a este trozo de tierra de no más de 60 km cuadrados. Hace unos años un grupo de antropólogos indios llevaron cocos a los miembros de esta tribu. En una barca. los habitantes de la isla los recogían sin acercarse mucho a los visitantes.

El Gobierno indio desaconseja viajar a la isla por el grave peligro para los turistas. Pero John Allen Chau, un misionero de Estados unidos, decidió adentrarse a mediados de noviembre. Lo mataron y lo enterraron en la playa. Hablamos de una tribu que lleva aislada 55.000 años.

Etiquetas

Lo más