• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Héroes de cuatro patas

Audio

 

Carmen Ibáñez

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 10:41

Siempre se ha dicho que es el mejor amigo del hombre, pero el perro, al margen de ser un gran compañero de nuestros ratos de ocio es un animal que también sirve y protege a la sociedad.

Son muchas las ocasiones que trabajan junto a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. De hecho, la Policía Nacional cuenta con 20 unidades caninas, repartidas por toda España, de las que forman parte unos 430 perros y, a ellos, se suman los cerca de 200 de la Unidad Cinológica Central de la Guardia Civil. En ambos casos su trabajo es fundamental para detectar drogas, explosivos o ayudar en la búsqueda de personas desaparecidas.

Pero también son una gran ayuda para aquellos que sufren problemas de visión. En estos momentos, la ONCE cuenta con 1.134 perros guía en activo repartidos por los diferentes puntos de la geografía española. Para poder prestar la ayuda necesaria a las personas invidentes, son educados desde cachorros para garantizar que serán animales sociables, que sabrán comportarse en espacios públicos y, lo más importante, capaces de alertar a su dueño de potenciales peligros.

Además, es importante recordar que en el caso de los invidentes, el perro les permite dejar a un lado el bastón y guiarse tan solo con las indicaciones de ese animal. De hecho, ya no es solo que les ayuden a evitar un obstáculo o pasar sin riesgo por un espacio determinado, es que el animal aporta un nivel extra de seguridad como alertarles de personas que puedan representar algún tipo de riesgo.

Ya sea como compañero de las fuerzas y cuerpos de seguridad, o como ayuda a aquellos con problemas de visión, el perro y la persona guiada establecen un vínculo inquebrantable, que les convierte en auténticos compañeros de vida.

Lo más