Boletín

Te explicamos la cara oculta de las leyes de Murphy

De un comentario de Eduard Aloysius Murphy a toda una serie de leyes que te vamos a ir desmenuzando y explicando, y que además, son de lo más curiosas

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:00

Si algo puede salir mal, saldrá mal. ¿Sabes a qué persona se le atribuye esta frase? A Eduard Aloysius Murphy, que era ingeniero aeroespacial y formuló su ley en el año 1949. Jaime Herrero es ingeniero aeroespacial y nos explica en qué consiste este experimento en el que a raíz de este error, creo una ley que responde al  principio de diseño defensivo con el que anticipar los errores humanos que se puedan cometer. 

Una ley que va más allá de un principio científico y que ha llevado a  la creación de corolarios, principios, máximas... y todo a raíz de un comentario. La explicación de que esta ley siga presente en nuestro  día a día responde a la memoria selectiva y los sesgos de cada persona. Por ejemplo, el sesgo de negatividad, ya que recordamos con mayor frecuencia los casos negativos que se han dado en nuestra vida, y por otra parte, el sesgo de confirmación, que nos lleva a fijarnos en los casos que respaldan nuestras creencias.

Un total de 8 leyes que vamos a ir desmenuzando de la mano de nuestros expertos:

La tostada siempre cae en el lado de la mantequilla, una ley que Robert Matthews en 1997 confirmó a partir de pruebas que confirmaban algunas de las leyes de Murphy,  entre ellas la de la tostada. Como hasta aquí no se ha podido desplazar Robert, ¡hemos hecho nuestro propio experimento!. Pero más allá de las comprobaciones, esta ley tiene una explicación física como nos ha explicado Guillermo Peñas, experto en física. La siguiente de las leyes responde a que la información más importante de los mapas está en el borde y así nos lo ha desmenuzado el Presidente de la Federación Española de Orientación, Francisco Gómez Covas.

Esta ley es de las más curiosas, dice así: Los pares de calcetines siempre van de dos en dos antes de entrar a la lavadora y de uno en uno al salir de ella. Para ello contamos con la voz más experta, María Hinarejos, madre de familia numerosa que nos relata su día a día con este problema en casa. Esta ley se explica a raíz de la teoría de probabilidades y combinatoria, ya que la pérdida aleatoria de calcetines siempre es más probable que el número máximo posible de calcetines impares.

La siguiente de las leyes la hemos sufrido todos. La otra cola siempre es más rápida. ¿Te ha pasado verdad? La explicación se encuentra en la simple impresión que nos da, es decir, si la cola es más lenta es porque por lo general, tiene más gente y si escogemos una cola y hay por ejemplo 5 personas, hay un 75% de posibilidades de que las otras colas sean más rápidas. Por lo tanto, la mayor parte de las veces, por muchos que nos cambiemos de fila, habrá una cola más rápida que la tuya.

¿Y cuántas veces has llevado un paraguas encima y luego no ha llovido? Matthews explica que llevar un paraguas cuando hay previsión de lluvias hace menos probable que llueva. Y todo tiene que ver con la probabilidad. La probabilidad de que llueva pueden ser nulas, pues incluso las previsiones pueden no ser fiables. Las probabilidades de que llueva justo en el momento de que sales a la calle o estás paseando también son muy pocas, y por último si vivimos en una zona con pocas precipitaciones, la mayoría de veces se acierta a la hora de decir que no lloverá.

La séptima de las teorías tiene que ver la mentira y la verdad. Esta teoría dice que no importa cuántas veces se demuestre una mentira, siempre quedará un porcentaje de personas que creerá que es verdad. Convertir rumores en anécdotas como las clásicas leyendas urbanas de la chica de la curva, tienen su fundamento en esta ley de Murphy. Rumores que juegan con nuestras emociones o que se dirigen a nuestras inclinaciones y sesgos. Por último, la ley de encontrar las cosas perdidas. Y es que siempre encontramos las cosas en el último sitio en el que miramos. Una ley que nuestras madres no cumplen, pues ellas tienen el don de encontrarlas a la primera.

Lo más