Programa - La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Sábados-domingos de 6h a 08:30h

EN 'LA MAÑANA DE FIN DE SEMANA'

Escalante: "La inmigración se está convirtiendo en uno de los principales quebraderos de cabeza de Sánchez"

Las quejas llegan desde sus propias filas

Escucha a Alberto Escalante en 'La Mañana de Fin de Semana'

  • item no encontrado

Redactor Política Informativos COPE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 06:44

Buenos días. Reciban el saludo cordial de Alberto Escalante en este sábado 11 de agosto en nombre del equipo del programa. Tanto si son ustedes de los madrugadores del fin de semana, incluso a estas alturas del verano, como si son de los que todavía no se han acostado. En cualquiera de los casos, sean bienvenidos, póngase cómodos porque aquí les vamos a contar las principales noticias con las que amanece el día. Y comenzamos con las que nos llegan desde Valencia. Por fin, tras cinco días de lucha contra el fuego, el incendio de Llutxent quedaba anoche controlado aunque los servicios de extinción han trabajado toda la madrugada para evitar que se reactiven las llamas y apagarlo por completo. La bajada de las temperaturas y la llegada de las lluvias han ayudado en las últimas horas y la mayor parte de los 3.000 vecinos desalojados han podido regresar ya a sus casas, aunque unas 180 familias aún tendrán que esperar un poco más. En Portugal, el fuego que arrasa el Algarve desde hace ya una semana quedó anoche controlado, aunque en un perímetro superior a 100 kilómetros. No obstante, las autoridades locales no bajan los brazos con un incendio que se calcula que ha quemado ya más de 20.000 hectáreas.

ESCUCHA AQUÍ A ALBERTO ESCALANTE EN 'LA MAÑANA DE FIN DE SEMANA'

Por lo demás, hoy vamos a estar muy pendientes de la reunión que van a mantener en Doñana el presidente Pedro Sánchez y la canciller alemana Angela Merkel. Sobre la mesa -como tema principal, pero a buen seguro que no único- la política migratoria. Ambos dirigentes coinciden en la importancia de lograr una solución común europea inexistente a día de hoy. Una cita que coincide con la entrada en vigor del acuerdo cerrado por Sánchez y Merkel en julio por el cual España acepta la devolución de aquellos inmigrantes que entraron en Alemania a través de la frontera con Austria y que previamente habían solicitado asilo en nuestro país. Este acuerdo y otro similar alcanzado con Grecia, supuso un alivio importante en la presión interna que recibe Merkel en Alemania para endurecer su política migratoria. Al menos, le sirvió para ganar tiempo. Veremos cuanto.

En el caso de Pedro Sánchez, la política migratoria se está convirtiendo también en uno de sus principales quebraderos de cabeza. Y en esta ocasión, las quejas llegan desde sus propias filas... Desde el gobierno andaluz de la también socialista Susana Díaz. La costas de Cádiz, Málaga o Almería no dejan de recibir pateras a diario -ayer otras 270 personas entre el estrecho y el mar de Alborán- y el ejecutivo andaluz reclama ayuda. Pide fondos para atender a los casi 30.000 migrantes que han llegado en lo que va de año, pero también la implicación de otras Comunidades Autónomas para acoger a unos 7.300 menores no acompañados. La respuesta llegaba a través de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, hombre de confianza de Sánchez y actual delegado del Gobierno en esa comunidad autónoma que pide comprensión mutua.

Y luego está lo de Cataluña, donde parece cada día más claro que los actos del primer aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils estarán envueltos en la polémica política. El año pasado, lo recordarán, el Rey sufrió una sonora pitada de los independentistas cuando acudió a la manifestación de repulsa por los asesinatos y de apoyo a las víctimas. Este año, don Felipe regresará a la Ciudad Condal para participar en los actos de recuerdo y -aunque los partidos independentistas y las entidades soberanistas aseguran que no impulsarán ningún boicot- lo cierto es que todo parece indicar que tampoco recibirán precisamente con los brazos abiertos al monarca. Ojalá dentro de una semana les pueda decir que se ha cumplido ese objetivo. Que las víctimas de los atentados han sido los únicos protagonistas de los actos. Pero sospecho que algunos volverán a utilizar un día como ese para otros temas que nada tienen que ver con los que llevarán al Rey a estar presente en Barcelona el próximo viernes.

Lo más