• Jueves, 30 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Noticias

La clave que desmonta la versión del 'Asesino del Grindr': "Todos difieren del relato que cuenta"

El presunto asesino, Julián Ovejero, le propinó 65 puñaladas a Najuzaith Zahell, con quien había quedado para mantener relaciones sexuales a través de una app de citas

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 22:46

Julián Ovejero había venido a España para estudiar interpretación. El 23 de febrero de 2018 llamó a su madre para decirle que quería volver a Argentina. Lo que no le contó es que acababa de asesinar a un hombre con el que acababa de mantener relaciones sexuales.

Ocurrió en un piso de Carabanchel y le causó65 heridas con un cuchillo, para después huir de la casa, coger un vuelo para Lima y acabar dirigiéndose a su Tucumán natal. En dos semanas se sentará en el banquillo.

Relaciones con un cuchillo de por medio

La periodista especializada en sucesos, Cruz Morcillo, revela que quedó con la víctima, Najuzaith Zahell, a través de una aplicación de citas para homosexuales ese mismo día. Fue a su casa y allí tuvieron relaciones con un cuchillo de por medio. Según cuenta Ovejero, él le hizo un "cortecito", y Najuzaith se puso furioso, exigiendo que se fuera.

A partir de ahí hubo una pelea "encarnizada", en la que Ovejero lo apuñaló "con una saña que pone los pelos de punta". Después, se lavó las manos y se fue del piso, llevándose el móvil de Zahell, el cuchillo y el preservativo que habían usado.

"No había heridas defensivas"

Najuzaith Zahell Díaz era un ingeniero informático puertorriqueño de 35 años. Llevaba cerca de cuatro años en España y tenía una vida asentada. Se dedicaba al modelado y animación en 3D. "Esperó a Julián en su piso sin imaginar que aquello iba a acabar así", comenta.

No queda claro cuál fue el motivo del asesinato. Según Ovejero, fue por el "cortecito" que acabó desembocando en una pelea. Sin embargo, lo que refleja el cuerpo de la víctima es que no existió tal lucha, ya que "no había prácticamente heridas defensivas".

En 'La Linterna', Ángel Expósito ha podido contar con el abogado Julen Martínez, de Valmaseda Abogados, que ejerce la acusación en nombre de Leticia, la hermana. Él explica que el presunto autor de los hechos cogió el móvil de la víctima y el profiláctico y se marchó sin saber que Najuzaith estaba muerto. Pocas horas después, sacó un billete de avión y dejó el país "de manera repentina".

Fue detenido tres años después de los hechos. "Se le encontró en San Miguel de Tucumán, en Argentina, donde llevaba una vida que pasaba desapercibida", apunta. El 2 de septiembre de 2021 se produjo la extradición por parte de la Policía, en colaboración con la Interpol.

Ovejero no ha confesado el crimen como tal. Mantiene su versión de la "pelea encarnizada con un cuchillo", sin ser consciente de que las heridas que le había provocado fueran de "esa extrema gravedad".

Abandonó el país de forma repentina

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

"Tanto la versión de la Fiscalía como la de la acusación particular difieren bastante del relato que cuenta el acusado en instrucción", insiste el abogado. Como Najuzaith no mostraba "marcas de forcejeo o de haber puesto resistencia", les ha hecho determinar que no se pudo defender, por lo que el ataque ocurrió "de forma súbita y sorpresiva"

Se le clavó el cuchillo por todo el cuerpo: abdomen, hombros, pecho, pulmones y espalda; heridas de "grandísima gravedad" y otras "mortales". Tras ello, arrastró el cuerpo, causando más lesiones,junto con un corte en la cara "con intención de desfigurarle más el rostro".

El haberse llevado el arma del crimen, haciéndola desaparecer, el teléfono del fallecido para que se le pudiese relacionar con él y el profiláctico, les hace pensar que lo hizo para "interrumpir cualquier proceso judicial y policial en la investigación". Cuando viajó al día siguiente, dejó atrás toda su ropa, incluso el curso de interpretación en el que estaba matriculado en Madrid.

Ante estos hechos, la acusación particular pide "la pena máxima contemplada en nuestro ordenamiento jurídico" para el delito de asesinato, 25 años de prisión.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar