Boletín

Expósito sobre Rubalcaba: "Su mayor orgullo, haber sido ministro de Educación"

Ángel Expósito recuerda sus vivencias con Pérez Rubalcaba en su monólogo de la 'Linterna'

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:03

Vídeo

 

No se trata de hacer un panegírico. Como todo ser humano --y no te digo si en vida ha ejercido responsabilidades importantes-- Alfredo Pérez Rubalcaba cometió errores. Seguro que errores de los que se arrepintió vistos con perspectiva, como aquellos días posteriores al 11-M, determinados momentos de la negociación con ETA, hasta ciertos comentarios en los pasillos. Sencillamente me quiero referir a anécdotas, vivencias y experiencias que he compartido en mi vida profesional con Rubalcaba, fallecido este mediodía en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, tras el ictus que le sobrevino el pasado miércoles.

Siempre me pareció un tipo con sentido del humor. Recuerdo una tarde en su despacho de Vicepresidente del Gobierno en Moncloa, el mismo despacho que luego ocuparon Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría. Le recuerdo imitando a Cristina Almeida y cómo Rubalcaba me decía: “lo clavas, tío, por favor, repítelo”. Hace muy pocos meses estuvo aquí, en ‘La Linterna’, y le pregunté cómo debía presentarle porque lo fue  prácticamente todo en la política española. O cuando en su despacho del Ministerio del Interior, muchos años después, me comentó la tragedia de su hermano, el apoyo a sus sobrinos y la personalidad de su viuda, Pilar.

Y ese día en que José Antonio Alonso, que en paz descanse, en aquel despacho también, me dijo sobre la negociación con ETA: “mira Ángel, yo soy ministro del Interior, pero si quieres saber algo de cómo va lo de ETA, pregúntale a Alfredo”. Por entonces, Rubalcaba era portavoz socialista en el parlamento. En cierta ocasión, Rubalcaba nos presentó a una joven promesa del PSOE que venía desde Cataluña. Rubalcaba vino con una tal Carme Chacón, recién aterrizada en Madrid desde el PSC. Quien les iba a decir a ambos que ella iba a terminar siendo ministra de Defensa. O aquella intermediación de Rubalcaba para que Elena Salgado me concediera una entrevista como Vicepresidenta del Gobierno, siendo yo director de ABC, y con España metida de hoz y coz en la crisis negada por Zapatero: “Elena, deja que te entreviste. Son buena gente.”

En fin, ¿pero sabes qué? Hay una cosa que me fastidia y que me aguanto, y es que no podré nunca reventar un off the record. Así me lo enseñaron y quiero seguir practicándolo, por eso no debo desvelar nuestra última conversación telefónica, sin micrófonos abiertos, sin grabadoras y sin cámaras, aunque solo con oírle razonar las cosas, uno se imagina por donde iba. La última vez que le entrevisté aquí en COPE fue con motivo de unas jornadas sobre educación en la Fundación Pablo VI. Compartió mesa y tribuna con el Cardenal Cañizares.

Audio

 

Le mandé un SMS, porque Rubalcaba seguía siendo de los de SMS, bien aconsejado por el CNI: “hola Alfredo, ¿te puedo llamar 5 minutos para hablar de educación?” A los pocos minutos, respuesta: “si es de educación sí. Por favor, Ángel, de lo demás no quiero ni debo”. Los dos cumplimos. Como siempre.  En este sentido, en el del cumplimiento, recuerdo una noche siendo yo director de ABC. Mi colega Pagola, uno de los más grandes expertos en información  sobre la banda terrorista ETA, me llama: “director, ha caído tal comando, la operación está abierta, han detenido a este, a este otro y a aquella. Gran operación de la Guardia Civil”. Inmediatamente llamé al ministro. “Alfredo, ha caído tal comando. Lo tenemos y lo vamos a dar”. Me dijo que esperara un minuto. Me devolvió la llamada: “Ángel. Páralo. Te lo pido”. Y así lo hice. Un ministro del Interior de España me pide que pare una exclusiva sobre un comando de ETA y solo puedo ponerme en posición de firmes: “Pagola, páralo. Me lo pide Rubalcaba”.

A los dos días, alguien me pasó la exclusiva de la operación final. Documentos de ETA, detenidos, detalles… Ayer mismo Felipe González me dijo a ver cómo acaba lo de Alfredo. Tiene muy mala pinta. Estamos muy preocupados. Insisto. A ver quién se presenta en la vida pública con luces y sin sombras. Yo tan solo cuento mi experiencia para bien, casi siempre.

A esta hora entra en vigor el luto oficial decretado por el Gobierno, que se extenderá hasta mañana, a las doce de la noche. Y en unos minutos se abrirá la capilla ardiente en el Congreso de los Diputados. Se espera la asistencia de los reyes don Felipe y doña Letizia, así como del presidente del Gobierno Pedro Sánchez y los líderes de los partidos políticos que han suspendido, en parte, la campaña electoral.

Lo más