Boletín

Expósito: "El SAT llama a rodear el Parlamento de Andalucía"

"El sat dice que el nuevo Gobierno supondrá 'una amenaza para los derechos de las mujeres y las políticas de igualdad'"

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 21:01

 

El día va por presupuestos, por alguna variable del tema catalán y por más bla, bla, bla sobre Andalucía ante la elección de Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente de la Junta de Andalucía el próximo miércoles. Allí estaremos con 'La Linterna' encendida. Empezando por las cuentas del estado. Recuerdo los tiempos. No hace tanto. en los que el día que el Gobierno aprobaba sus presupuestos eran la repera. Se estudiaban partida a partida, calculadora en mano, reacciones bien pensadas, ya no.

Los tiempos han cambiado. Ahora los Presupuestos Generales del Estado, la que se denominaba ley de leyes, sólo sirven para seguir pisando moqueta un año más. Porque si no se aprueban tiro de los presupuestos de Rajoy y santas pascuas. Lo que es la vida, me lo cargo con una moción de censura y ahí sigo con su ley de leyes. Con un par, con un par de decretos ley. ya se sabe, unos presupuestos generales negociados con Echenique, votados por Tardá y por el PNV, son unas cuentas progresistas y reformistas, de izquierdas como convergencia y como el PNV y progres como Rufián. Lo que hay que oír.

Sobre el temita catalán, Torra visita a Puigdemont en Waterloo, “¡¡ uauh uauh...!!! menuda juerga de fin semana !!!” y polémica en torno al permiso penitenciario del ex conseller Josep Rull, que el día de reyes salió decía cárcel un rato para visitar a su hijo en el hospital. Yo entiendo las normas, entiendo que esto es un cachondeo, y le entiendo a él como padre. Lo digo sinceramente, y sobre Andalucía. ya sabes.

El miércoles a esta hora, más o menos, Juan Manuel Moreno Bonilla ya será presidente de Andalucía. Hoy hemos oído a la casi ex presidenta, susana díaz. Se le olvidan un par de cosas. La primera, dos son las principales causas de que ella no siga en el cargo, Pedro Sánchez y la corrupción, y ella lo sabe mejor que nadie. La segunda cosa: entiendo que Susana Díaz se ponga estupenda y divina de la muerte, pero seamos sinceros, la casi expresidenta de la Junta de Andalucía se queda porque si no, ¿dónde se mete?

Sobre el futuro en andalucía otro detalle: el sindicato andaluz de trabajadores (sat) ha convocado una protesta denominada 'rodea al Parlamento' para el día del pleno de investidura el próximo 16 de enero. El sindicato pretende rodear el Parlamento con una cadena humana.

De nuevo todo muy progresista y reformista. La protesta tendrá lugar a partir de las 18:00 horas del día de investidura bajo el eslogan 'Andalucía no está en venta' y con la intención de evitar que el cambio de gobierno ponga en marcha «nuevos ataques» contra los derechos sociales y democráticos y los servicios públicos, con privatizaciones y recortes de las políticas sociales. O sea, que no los recorten la pasta ni los subsidios a ellos.

El sat dice que el nuevo Gobierno supondrá «una amenaza para los derechos de las mujeres y las políticas de igualdad y contra la violencia machista» e invitó a la protesta a otros colectivos feministas y antifascistas, ya que la suya será una movilización «complementaria» a todas las que se realizarán ese día, y me acuerdo del tal Óscar Reina, “El Pancetas”, portavoz del sat, que se ofreció a Puigdemont para habilitar urnas en las ocho capitales andaluzas “para que los votantes catalanes que se encuentren en Andalucía, lejos de Catalunya, puedan ejercer el derecho democrático y soberano de autodeterminación”.

Aquel ofrecimiento fue más allá. el propio pancetas... ofreció la posibilidad de acudir como una delegación de “observadores internacionales andaluces/zas, para dar más validez y apoyo, si cabe, al referéndum y proceso de independencia”. Inolvidable, menudo trabajo le queda a Juan Manuel Moreno Bonilla. menudo espectáculo vamos a vivir en torno, sobre y tras Andalucía. La semana que viene empieza la juerga. Ya, ya verás cuando abran los cajones.

Lo más