Boletín

Expósito: "¿Pero es que Sánchez no lo ve?, ¿nadie se lo dice?"

El análisis de la actualidad de este jueves con Ángel Expósito en 'La Linterna'

Vídeo

 

Ángel Expósito
@expositocope

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 22:27

¿Cómo es posible que el gobierno y en concreto pedro Sánchez haga determinadas cosas o cometa errores tan increíbles? Las pifias, por no decir otra cosa, son tan descomunales, tan absurdas y tan evidentes que sorprenden en si mismas. No sé cuántas veces me habrán preguntado estos días, ¿pero es que no lo ve?, ¿tan ciego está de ambición y de poder?, ¿nadie se lo dice?, ¿Acaso no tiene equipo?

1.- Se confirman que los pelotas son muy nocivos. En la vida en general, ¿qué nos van a decir a los periodistas? y en la política ni te cuento. La adoración al líder, la obnuvilación que provoca, la dependencia absoluta... Todo es malo cuando te hacen tanto la pelota y peor aún cuando te encanta que te hagan tanto la pelota. No sé qué es peor. Si tenértelo tan sumamente creído o que tantos y tantas te adoren como si fueras zeus o anubis.

2.- El libro y ese párrafo maldito del prólogo. Un prólogo que firma el propio Sánchez, inasequible a la inmensa chapuza de su tesis y ahora esto del manual de resistencia. El reconocimiento de que Irene lozano le dio "forma literaria" a las conversaciones. Dicho de otro modo... Que ella lo escribió. No se le ocurre ni al que asó la manteca.

3.- Y el librito de marras. A la vez que la idea, la gestación y las explicaciones imposibles en torno al relator, el mediador o el notario. La grabadora que diría Alfonso guerra.

4.- El papelón dentro de las filas socialistas. Ya sabemos que Sánchez no se habla, no aguanta a Susana Díaz y viceversa... Que no se soportan... Pero... ¿alguien ha preguntado a la ex baronesa en Andalucía. ¿De qué va esto?, ¿cuántas veces les vamos a soltar en la cara el tema del mediador a García Page, a Fernández Vara o a Lambán. De aquí a las elecciones autonómicas?

Llámame espabilado, pero me da a mi que ni Carmen Calvo ni la ministra de Medio Ambiente tras aquello de la caza y los toros van a aparecer por un mitin en Castilla-La Mancha, en Aragón o en Extremadura.

5.- Del primer error apenas habla nadie. Ya casi se ha olvidado. Hablando de la adoración al líder, el primer error se ha diluido como se han diluido ellos mismos: Podemos. El primer gran error fue darles los ayuntamientos y el segundo meter a Pablo Iglesias en Moncloa, mandarle a negociar con los presos independentistas y ya la guinda, que Echenique haya sido el portavoz del Ministerio de Hacienda.

6.- ¿Cómo es posible que Sánchez mantenga en su Gobierno, todavía, a la ministra de Justicia? Con la que está cayendo y va a caer a partir de la semana que viene. ¿Nadie pregunta entre jueces y fiscales por el papel de esta señora después de lo que sabemos?

7.- ¿Dónde ha dejado Sánchez al Tribunal Supremo? El pu... Relator. ¿A qué nivel deja la dignidad de los siete magistrados del Tribunal Supremo que juzgan el “prócess”? Va a resultar misión imposible explicar al mundo una sentencia. La que fuere. A la vez que un gobierno legítima a los ajusticiados con un mediador.

8.-  Hablando de cómo es posible. ¿Alguien de la Moncloa ha escuchado a la portavoz del Gobierno los viernes? Es más, ¿alguien escuchó a la vicepresidenta Carmen Calvo cómo intentó justificar lo del relator?

9.- Se confirma que los pelotas son muy nocivos y se confirma que las elecciones se pierden, no se ganan. Se confirma que los hay empeñados en perder elecciones. Del peor resultado de la historia, al peor resultado de la historia y desde ahí, déjate, al requete peor resultado de la historia. A pesar de Tezanos.

10.- Lo peor es el ridículo. La vergüenza ajena. La sensación de que nada más y nada menos el presidente del Gobierno se convierta en un hazmerreír. Lo vimos ayer en el congreso, con la presentación del libro de Alfonso Guerra. Lo dicho, ¿Cómo es posible?, Que nadie le diga nada. ¿Cómo es posible que nadie le diga que el rey está desnudo?

Lo más