COPE

Ángel Expósito: "La guerra en Ucrania se cronifica. Casi hasta el olvido"

El director de 'La Linterna' reflexiona sobre la situación de la guerra en Ucrania, la Cumbre de la OTAN en Madrid, la inflación y la inmigración

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:27

Audio

La semana viene marcada inexorablemente por la Cumbre de la OTAN en Madrid. Desde muchos puntos de vista. Es verdad que se trata de una cumbre histórica por las circunstancias que nos rodean, nos acechan y nos atacan: la guerra en Ucrania, Putin, África y el Magreb, la crisis energética y económica mundial y en este sentido, la hambruna que se presenta en regiones fundamentales del mundo. Por cierto, regiones clave para Europa.

Ahora profundizaremos un poco en esta Cumbre. El tema es que ese panorama nos pilla con este Gobierno. Un Gobierno groggy, un Gobierno imposible y mal avenido, un gobierno presidido por un showman en un avión Falcon rodeado de una legión de asesores y pelotas como nunca tuvo ningún presidente (que recordemos). (Por cierto, que alguien diga a Tezanos, presidente del CIS, que se calle. Es patético ). La última es una de esas frases para el mármol que en boca de Sánchez da risa. Y da vergüenza. Aquí, Su Sanchidad, el pasado sábado.

¿En serio? ¿Y lo dice al día siguiente del asalto al Consejo de Indra de la mano del grupo PRISA? ¿De verdad es necesario recordar en qué televisión trabaja su amigo? ¿Acaso Roures no es poder y terminal mediática?

¿No se les ocurre un argumento mejor que este de sus enemigos para justificar sus improvisaciones y chapuzas? ¿Y lo dice él que no se baja del Falcon y del helicóptero y que oculta a los amigos que se lleva de vacaciones a los palacetes patrimonio del Estado?

¿Repasamos a los amigos colocados, recolocados y forrados en consejos de administración y presidencias de empresas públicas y medios amigos? Hay que tener jeta.

Y en estas que tenemos aquí a gran parte de los líderes del mundo. Al menos, a los líderes de esta nuestra parte del mundo.

Como apuntaba hace un minuto. Es verdad que asistimos en Madrid a una Cumbre histórica. Y es que nunca, en la historia reciente, habíamos estado tan mal como estamos.

1.- La guerra en Ucrania se cronifica. Casi hasta el olvido. Ayer mismo El monstruo en que se ha convertido Vladimir Putin atacó con misiles Kiev. Tan sólo para demostrar que ahí sigue. Otro ataque cobarde, absurdo, salvaje y le da igual. A esta bestia repugnante le da igual que medio mundo se muera de hambre. O que mueran, bajo sus bombas, niños y ancianos ucranianos.

2.- En este sentido, el protagonista de esta Cumbre no va a estar presente en Madrid. El protagonista (además de Zelensky) es Putin.

3.- La crisis energética y, por lo tanto, económica es mundial. A nosotros (como europeos y ricos) nos pilla de lleno el aumento de la inflación pero a nuestros vecinos del sur les pilla con la amenaza del hambre. Y si la hambruna les invade saldrán huyendo. Más aún si lo harán hacia el Norte (Europa) ya sea por Ceuta, Melilla, Canarias o el Mediterráneo.

4.- Rusia (y China en otro orden) están entrando en África a saco. Putin con sus mercenarios y los chinos con sus técnicos para extraer todas las materias primas posibles. Y estos, a la vez, que el yihadismo islamista continúa su expansión en mil y una franquicias de terror.

y 5 nosotros con estos pelos. Y con una buena parte del Gobierno contra la propia OTAN dando un espectáculo entre ridículo y penoso.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

En los próximos días tendremos tiempo de indagar en estos puntos, estudiar y aprender. A ver cómo encajamos pues nuestro día a día con la energía y la inflación en récords cómo lo encajamos con un nuevo orden mundial que requerirá un mayor gasto militar, sin duda, y un replanteamiento de nuestras prioridades.

Unas prioridades que no son las de nuestro presidente del Gobierno. (Y termino como empecé). Porque este buen señor solo pretende seguir en la Moncloa un año y medio más para después (como ya dijo Otegui) continuar otros cuatro años más. Lo demás le resbala.

¡Ah! y mi posdata que no suene a lo políticamente correcto ni a buenista, pero se me repiten las imágenes de estos días atrás en Melilla. Cientos de seres humanos aplastados, amontonados como animales, muertos, heridos y siempre desgraciados. Y aparece Sánchez impoluto, maniquí y dice ¡Bien resuelto!. Yo no sé cómo se soluciona el desastre de la inmigración desde África. Sólo sé que no se puede matar a todos los que huyen porque se van a morir de hambre.

Por cierto, en esa masacre no murieron 20 o 30 hombres. No. Murieron muchos más. No hay más que ver las imágenes. Y los que vendrán. "¡ Bien resuelto !"¿Te imaginas que eso lo hubiera dicho Abascal o Feijóo ? Pues no lo dijo Su Sanchidad, recién maquillado y repeinado.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo