Ángel Expósito: "Dolores Delgado y Dolores de Cospedal, el doble rasero"

El director de 'La Linterna' analiza el doble rasero que ha habido con Cospedal y Delgado respecto a las grabaciones de Villarejo

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:26

Ángel Expósito en el estudio de la Cadena COPE

"Son las ocho, las siete, en Canarias.

Este mes de noviembre arranca, en clave política española, con una evidencia como un castillo. Y es que tenemos una doble vara de medir descarada. Y asistimos a ello con toda normalidad. Como si tal cosa.

La situación de María Dolores de Cospedal es insostenible. Las grabaciones que han saludo a la luz con el ex comisario Villarejo y su esposo son indiscutibles, privadas, lo que quieras, pero no tienen un pase. Como tampoco lo tiene la catadura moral del tal Villarejo. ¡Qué nivel! ¡Qué peazo actor! ¡Qué frialdad para grabar a todo el mundo y que nadie sospechaba que era tal pájaro!

El caso es que María Dolores de Cospedal tenía un futuro al parecer, evidente, como candidata del PP al Parlamento Europeo. Bien, pues todo indica que esa situación insostenible impedirá ese futurible.

Pero el doble rasero es bochornoso. Ahí tienes si no a la ministra de Justicia, Dolores Delgado. Porque María Dolores de Cospedal ni es secretaria general, ni lideresa del PP, ni presidenta de Castilla-La Mancha, pero Dolores Delgado si es ministra de Justicia.

Y en estas seguimos sin saber unas cuantas cosas de aquellas grabaciones. Las de ‘Balta’, Baltasar garzón, Villarejo, Lola, Dolores delgado, y otros amigotes. Imagino,  todos muy progresistas y reformistas. Seguro.

Por ejemplo:

1.- Seguimos sin saber si aquel empresario cántabro que contrató a Villarejo logró la intermediación de alguien "más arriba" en la Audiencia Nacional.

2.- Seguimos sin saber quiénes fueron los colegas fiscales de la por entonces fiscal Dolores Delgado y los jueces del Supremo que se fueron de juerga con menores en Cartagena de Indias. Y que la propia ministra y otra jurista dice que vieron con sus propios ojos. Por supuesto, sin hacer ni decir nada.

3.- Seguimos sin saber nada de la agencia de modelos que Villarejo creó para extorsionar a políticos y empresarios. Lo que viene a ser una agencia de prostitutas de lujo, vamos. Y sobre la que la ministra se limitó a decir aquello de "éxito seguro".

4.- Seguimos sin saber cuántas comidas más  se celebraron entre ‘Balta’, Baltasar Garzón; Lola, Dolores Delgado y Villarejo.

Y 5.- Seguimos sin saber por qué mintió la hoy ministra de Justicia y por entonces fiscal de la Audiencia Nacional. Por qué no se había visto nunca con Villarejo; por qué luego fue que nunca profesionalmente; por qué luego era Lola en una marisquería y lo dicho, no sabemos cuántas más.

Y, ¡ojo!, otra variable muy interesante: Las más altas instancias judiciales y fiscales de esta España nuestra no han dicho ni mu. No han preguntado ni siquiera quiénes fueron a aquella reunión en Cartagena de Indias. Aunque fuera para limpiar el nombre de los que no se corrieron la juerga con menores colombianas. Ni mu.

Y la ministra de Justicia... ahí sigue.

Por cierto... ¿alguien se imagina la que se habría montado si María Dolores de Cospedal aparece llamando "marica" a un compañero de partido? Ni pensarlo.

La situación de la ex ministra de Defensa, ex secretaria general del PP y ex presidenta de Castilla-La mancha es insostenible. Hoy desde su escaño y hablando de futuribles. Pero la situación de la ministra de Justicia en ejercicio, también. Y lo es más aún. Pero ya se sabe, como estamos en aquello del doble rasero...".

Lo más