Boletín

Viajamos a África, esta vez con la Fundación Alaine

El sueño de Alaine era acabar con las injusticias de este mundo

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:07

Aquí en el Primer Mundo abrir un grifo, ir al colegio o encender una luz son cotidianas, incluso algunas de ellas las hacemos de forma automática y se nos olvida que en muchos lugares del mundo no tienen luz ni agua corriente, que ir a la escuela es un privilegio y que te puedes morir de una simple infección o porque te pica un mosquito que te trasmite la malaria. Esto ocurre, por ejemplo, en Benín, en el oeste de África. Y hoy en nuestro 'Tema del día' viajamos de nuevo a África, esta vez con la Fundación Alaine para que nos cuenten cómo sus proyectos le están cambiando la vida a miles de niños y sus familias de Benín.

La Fundación Alaine nace de uno de los golpes más duros que te puede dar la vida: la muerte de un hijo. En este caso, de una hija: Alaine tenía 16 años cuando un tumor cerebral acabó con su vida. Sus padres Ramón y Arancha convirtieron el dolor en esperanza y se propusieron perseguir el sueño de Alaine: acabar con las injusticias de este mundo. En el 2007, cuatro años después de la muerte de su hija, crean la Fundación que lleva su nombre y abren su primer colegio en Benin. Ramón Herrera es el creador de la Fundación Alaine y se encuentra ahora mismo en Benin. ''Nosotros con las mujeres lo que procuramos, sin perder el objetivo de la infancia, sabemos que para que los niños vayan a la escuela, las madres necesitan un trabajo digno''

La Fundación Alaine llegó a Benin de la mano de la Sociedad de Misiones Africanas. El padre Marcos les descubrió este pequeño país, en concreto el norte. Hoy ya están presentes en cuatro regiones, con un sinfín de proyectos, como nos ha contado Ramón y ahora trabajan codo a codo con el padre Satur, un misionero madrileño, de Vicálvaro, que lleva más de media vida en África. ''África nos interesa porque es una lección de vida''.

Lo más