Boletín

María, madre de seis niños con dislexia, pide adaptar la Selectividad a sus necesidades

El examinador tiene que conocer la dificultad del alumno y "primar el contenido sobre la forma", ha reivindicado

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:56

“Voy a clase pero no entiendo lo que dicen y lo que leo”. Es una queja constante en las persona que sufren TDAH, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad que hace que muchos niños se distraigan con facilidad en clase.

Para conocer mejor este trastorno, este viernes ha sida entrevistada en 'Herrera en COPE' María Sanz, madre de seis hijos con dislexia, de los cuales tres ya están en la universidad. Según ha dicho, “la dislexia es una condición con la que se nace, como quien es zurdo, pero es un trastorno de carácter neurobiológico cuya mayor dificultad se muestra en el aprendizaje y dominio de la lectoescritura”.

“No solo es aprender a leer, que les cuesta la misma vida, también comprender” lo leído, ha señalado. Precisamente, esto es un hándicap cuando el sistema educativo se basa en la lectoescritura.

La Comunidad de Madrid acaba de comprometerse a que este 2019 se adopten las pruebas de acceso a la universidad a los alumnos con dislexia, dificultades específicas de aprendizaje o TDAH.

Entre las novedades se baraja ofrecerles más tiempo para realizar las pruebas de Selectividad o contar con la ayuda de un vocal que lea en voz alta las preguntas. Además, se usará para los enunciados una tipografía adecuada y doble espacio para intentar evitar saltos de línea.

Sin embargo, María ha dicho que la Comunidad tiene que seguir avanzando, por ejemplo, fomentando que el examinador que corrige el examen “tenga conocimiento de qué dificultad tiene el alumno y en base a eso primar el contenido sobre la forma”. Una medida que en la región todavía no es posible porque la norma no lo ampara.

Además, María ha dicho que con una tablet o dispositivo similar la comprensión lectora mejora un 200%, por lo que sería recomendable que se instauraran en el examen de Selectividad. Aunque se está estudiando, María ha dicho que en este curso escolar “casi ningún alumno la va a pedir porque la Comunidad no ha entrenado a los niños” para ello, y el examen es en torno al mes de junio. “Es un proceso que hay que establecer y la Consejería tiene que entregar los dispositivos”, ha reivindicado esta madre para todos los estudiantes que sufren TDAH.

Lo más