COPE

La importancia de garabatear en la personalidad del niño: con los garabatos se detectan problemas neurológicos

Un niño debe garabatear antes de manejar un móvil. Los garabatos, previos a la escritura, desarrollan su creatividad y con ellos expresan lo que siente

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:01

Entre las muchas cosas que han cambiado en este mundo tecnológico en el que vivimos, una de ellas es que ya no damos a los niños un papel y pinturas para que hagan garabatos. En la actualidad, los niños saben manejar mejor el teclado del móvil y del ordenador que un lápiz.

Los adultos hemos perdido la perspectiva de la importancia que tiene en el desarrollo del niño el garabatear. En "Herrera en COPE", la psicóloga clínica de la Universidad de Navarra, Paloma Pries ha dejado claro que los garabatos que realizamos de pequeños "son esenciales para su crecimiento". Con ellos, asegura la doctora, "empiezan a mostrar su creatividad".

El garabato nos habla de muchas cosas sobre el niño, nos descubre mucho más de lo que creemos,"cada niño tiene su propia evolución y desarrollo particular. Comienza sin querer representar nada, es el garabato descontrolado. A los 2 años el garabato ya es más controlado y en la última etapa, a los tres años y medio, los garabatos ya tienen un nombre, el niño pinta con una intención" explica Paloma Pries, psicóloga clínica.

"Si el niño ve el perro azul, no servirá que le digamos que es marrón"

Según van pasando los años, los garabatos se van perfeccionando. Muestran la evolución del niño, su personalidad. Aquello que pinta tiene una intencionalidad.

"A partir de los 4 ya empiezan con el dibujo con figuras humanas, con animales y a partir de esa edad ya elige su color ideal y no sirve que le digas que el perro es marrón no es azul, si él lo ve azul" cuenta en "Herrera en COPE", Paloma Pries, una evolución en la que también juega un papel muy importante los padres y la escuela.

En casa y en el colegio se podrán detectar problemas que nos descubren los trazos, los dibujos que realizan nuestros hijos.

Detectar problemas serios

A través de los garabatos podemos detectar problemas y descubrir la personalidad del niño. "Si los trazos son redondeados hablan de una persona sensible que le gusta relacionarse con los demás. Si los trazos son más angulosos estamos ante un niño que con una personalidad más rígida", señala la psicóloga que destaca la importancia de estudiar esos dibujos porque "nos dan mucha información. Podemos saber cómo vamos a reaccionar ante algunas situaciones por ejemplo de tensión o cómo es la persona al relacionarse con los demás".

Si el niño marca mucho el trazo, aprieta mucho el lápiz estamos ante un pequeño que vive "tensiones"; si los dibujos "son grandes nos suele hablar de personas sociables, activas. Ysi los dibujos son pequeños, estos indican personas reservadas, tristeza, falta de unión al grupo".

Por ello, es muy importante prestar atención a esta primera forma de comunicación de nuestros hijos, "la ubicación del garabato, del dibujo en el folio también es muy importante: el niño optimista dibuja en la parte de arriba del papel y los pesimistas en la parte de abajo; y si hay muchos borrones en el papel, pueden indicar un conflicto interno".

Retornar al papel, al dibujo, al garabato, es por tanto fundamental para el desarrollo del niño y para conocer su personalidad o si sifre algún tipo de trastorno. Dejemos a los niños más garabatear y menos teléfono móvil.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo