Herrera habla de qué estaría pasando si esta crisis le hubiese tocado a Rajoy

Carlos Herrera ha criticado a este "Gobierno de aficionados" por su gestión de la crisis del coronavirus

Vídeo

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:43

En su monólogo de las seis de la mañana, Carlos Herrera ha vuelto a cargar contra la gestión del Gobierno durante esta crisis del coronavirus. Y es que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha comprado una nueva tanda de test rápidos, que solo son fiables al 50%. “Después del fiasco del lote inicial, en el que nos vendieron la bacalá de aquella manera, después de que hubiera que devolverlos y se perdiera el tiempo, el nuevo encargo tampoco llegan al 70% que se considera aceptable”.

En cambio, “este Gobierno tiene el objetivo puesto en la propaganda, y en eso hay que reconocer que esta gente, PSOE y Podemos, son de una habilidad infernal”.

A la comunicación del propio Ejecutivo se suman los “portalitos pesebreros”, ya habituales en los monólogos de Herrera. El comunicador habla de esos medios de digitales de comunicación “en los las cinco primeras noticias son siempre de Isabel Díaz Ayuso”.

“Los recortes del PP, dicen. Los recortes del PP son mentira, especialmente en la Comunidad de Madrid”. “Ustedes van a ver campañas estomagantes del ideario reaccionario de este Gobierno, que, salvo excepciones, es un Gobierno de aficionados, por decirlo de una forma amable”, ha afirmado Herrera.

Herrera ha denunciado que en esos medios “no se habla de la improvisación, de la imprevisión, de las carencias de material o de los embustes de los portavoces, sino solamente de los recortes de Rajoy”. “Madre mía, madre mía si estuviera gobernando Rajoy... la que estaría cayendo. Lo del Prestige, lo del 11M, sería una broma. No te digo nada si le hubiera dado quince millones a las dos grandes compañías de televisión, que, además, tienen beneficios”, ha señalado Herrera.

Andalucía desechó dos días antes comprar los test fallidos del Gobierno

La Junta de Andalucía desechó, dos días antes de que saltara a los medios de comunicación su poca efectividad, comprar los mismos test rápidos defectuosos procedentes de China que sí adquirió el Gobierno central y que ha tenido que devolver, han informado a Efe fuentes del Ejecutivo autonómico.

El Gobierno andaluz decidió el 24 de marzo en su gabinete de crisis adquirir material sanitario, incluidos 60.000 test rápidos, por lo que, dentro de los presupuestos que los proveedores chinos habían enviado a la Junta, en los que incluían una muestra, analizaron estos test.

Un estudio de microbiólogos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y del Reina Sofía de Córdoba determinó que esos test rápidos no eran "de confianza", a lo que se añadió el día siguiente un informe científico que establecía que este tipo de pruebas sólo se podían llevar a cabo en pacientes con síntomas.

Ante estas indicaciones, la Junta "ralentizó" el proceso y no siguió adelante.

El 26 de marzo se conoció que el Gobierno central tenía que devolver por defectuosos los test rápidos que había adquirido en China y que eran "los mismos" que se habían desechado en Andalucía.

El Ejecutivo andaluz no había cerrado ningún contrato de compra con esta empresa, "se probó la muestra y se desechó", según las fuentes.

A raíz de esta situación, la Junta decidió dirigirse a otro fabricante y formalizar la compra de 30.000 test, de los que se espera su próxima llegada, para ir "poco a poco". 

Audio

 

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Directo TRECE al día

TRECE al día

Con Jose Luis Pérez y María Ruiz

Ver TRECE