Boletín

Así es la "dura" realidad de los farmacéuticos de pueblo

Denuncian en 'Herrera en COPE' estar "obviados" por la administración

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:11

Belén Fernández, es farmacéutica de Algadefe un pequeño municipio leonés de apenas 300 habitantes donde lleva ejerciendo su profesión desde hace 26 años. “Es muy satisfactorio, la gente te valora mucho y te aprecia”, reconoce en 'Herrera en COPE'.

Sin embargo ese día a día tiene otra cara bien distinta, la dureza de ser farmacéutico en un pueblo pequeño. “Estamos obviados por la administración” cuando en realidad “un 25% de la población que tenemos son mayores de 65 años, a menudo polimedicados lo que hace aún más necesario un servicio farmacéutico en cada localidad”.

Cuando se cierra una farmacia en muchas ocasiones se apaga un pueblo

En este sentido  Belén ve necesario “dar estabilidad a la farmacia rural porque conlleva poner un poco de freno a la despoblación”.

Pese a todo reconoce que su trabajo es “vocacional” ya que “la rentabilidad de una farmacia rural es muy baja”.

Los farmacéuticos del medio rural “son obviados por la administración

En cualquier caso Belén asegura que no se trata solo de un problema de dinero. Denuncia que los farmacéuticos del medio rural “son obviados por la administración. Tenemos unas condiciones de trabajo bastante duras, somos autónomos, sin bajas, vacaciones y sujetos a unos horarios y guardias impuestas que no están remuneradas”.

Para Javier Herradón, presidente del Colegio de Farmacéuticos de León la solución posa porque haya algún tipo de ayudas a estas farmacias que hacen una labor social. Cuando se cierra una farmacia en muchas ocasiones se apaga un pueblo”, asegura.

Lo más