Carmen Calvo, en COPE: "Las pretensiones de Iglesias eran poco razonables, el Gobierno no iba a funcionar"

La vicepresidenta en funciones ha destacado que el PSOE quiere gobernar con sus “escaños y acrecentarlos” y ha criticado al PP y a Cs por no abstenerse

Audio

 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:30

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha sido entrevistada este martes en 'Herrera en COPE', donde ha dicho que el PSOE quiere gobernar con sus “escaños y acrecentarlos” tras las elecciones del 10-N.

“Nosotros hemos sido bastante sinceros y coherentes, siempre dijimos que queríamos gobernar solos”, ha recalcado Calvo. La vicepresidenta en funciones ha explicado que Pablo Iglesias “insistió en que quería entrar dentro del Gobierno”, así que le hicieron ”una oferta” porque era “mejor que hubiera un gobierno pronto”. Sin embargo, las “pretensiones de Iglesias eran poco razonables”, por lo que el Ejecutivo “no iba a funcionar”.

“Podíamos a cualquier precio investir al presidente en julio, pero somos un partido que nos pesa la reponsabilidad y pensamos que dentro de poco ese gobierno no iba a poder responder a todo lo que tiene que afrontar”, ha dicho Calvo en 'Herrera en COPE'.

La vicepresidenta en funciones ha explicado que si Iglesias hubiese aceptado la última propuesta de Sánchez, hubiera habido Ejecutivo porque el PSOE se sentía “seguro con los Ministerios de Estado”.

“Nosotros siempre le advertimos en la primera frase del minuto uno que las formas son muy importantes, que el Gobierno no podía estar sometido a semanas de negociación. Le dijimos que era en julio, les advertimos y no nos creyeron”, ha explicado Calvo sobre la negativa del PSOE a retomar la propuesta que le habían hecho a Unidas Podemos en verano antes de que se disolviesen las Cortes. “Pensaron que era algo que se podía dilatar en el tiempo. Hemos sido coherentes con lo que les dijimos en el minuto uno”, ha reiterado la vicepresidenta en funciones.

Sobre las palabras del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que en una entrevista en televisión dijo que si hubiera aceptado a miembros de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros no dormiría, la vicepresidenta ha justificado que se trata de una expresión “coloquial” porque “la responsabilidad última de un Consejo de Ministros es suya a todos los efectos” y “el resultado de Unidas Podemos fue malo”.

Calvo ha dicho que “ese Podemos en absoluto es menos peligroso” que el Podemos con el que el PSOE gobierna en otras autonomías, pero “su poder territorial ha sido prácticamente fulminado”, si bien a nivel nacional “eran llave” con sus 42 diputados.

Calvo ha criticado al PP y a Cs por no apoyar a Sánchez con su abstención porque “si la gobernabilidad no se puede fundamentar en los partidos independentistas, que ayuden porque eso es defender España. Les dijimos que se abstuvieran para que los independentistas no tuvieran influencia en la Cámara”, ha señalado.

A este respecto, la vicepresidenta en funciones ha dicho que “en el gobierno de Navarra Bildu estaba antes, ahora no”, y ha pedido que “en la política no seamos hipócritas con los elementos que distorsionan nuestro modelo”.

En lo que respecta a la moción de censura que derrocó a Rajoy, Calvo ha negado que el PSOE la hubiera negociado con los partidos que la apoyaron en la Cámara Baja y ha dicho que han sacado adelante 34 normas, “casi dos tercios con el PP y un poco menos con Cs. Esos han sido nuestros compañeros de viaje a lo largo del camino”, así como Unidas Podemos, el que fuera su socio preferente.

En este sentido, la vicepresidenta ha dicho que Sánchez desbloqueó la última investidura de Rajoy, “ y a la primera que pudo derribó a la derecha trufada de corrupción”.

La vicepresidenta en funciones ha dicho, además, que el “récord Guinness” de decretos ley lo tiene “Rajoy en 2012 con mayoría absoluta”, algo “incomprensible” porque el PSOE “no tenía más que 84 escaños y nos hacía falta utilizar esa técnica”. Calvo ha señalado que “de haber tenido Presupuestos, que los tumbó el independentismo con la derecha, hubiéramos caminado todo el año 2019 porque la senda de gasto era permitida por Bruselas”.

Sobre el presidente de la Generalidad, Quim Torra, Calvo ha dicho que su “deriva es inadmisible” ya que “utiliza una institución del Estado para fines partidistas. El problema no es que existan partidos independentistas", sino eso.

En lo que respecta a la exhumación de Franco, la vicepresidenta en funciones ha dicho que Naciones Unidas y el Parlamento Europeo han urgido su retirada de Valle de los Caídos, y el Parlamento español lo aprobó. Ha dicho, además, que “queda mucho franquismo ideológico rampante en nuestro país”.

Sobre el feminismo, Calvo ha dicho que “la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres es democrática, pero sus contenidos son progresistas, que tienen que ver con un movimiento de izquierdas que la derecha no podría sostener”. Pese a ello, ha concluido que “la lucha por la igualdad es un asunto de Estado de todos los partidos, pero no su contenido”.

Lo más