Boletín

Analistas coinciden en que Sánchez ha sido el peor parlamentario durante el debate de investidura

Destacan su falta de naturalidad y el desorden al exponer sus ideas. "No tiene nada que ofrecer mientras no sepa con quién va a pactar"

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:56

La primera votación de investidura de Pedro Sánchez se ha saldado con una estrepitosa derrota tras haber conseguido solamente el apoyo del PSOE y del diputado del Partido Regionalista de Cantabria. Por eso, este miércoles en 'Herrera en COPE' le hemos preguntado a expertos oradores por el papel de los diferentes líderes políticos durante sus intervenciones en el Congreso.

Según ha dicho Itxu Díaz, periodista y CEO de Correas y Díaz asesoría política, “los buenos oradores se desenvuelven con lo que se espera de ellos y quienes tienen el papel más complicado, en este caso, el candidato sin apoyos, tiene que hacer un equilibrio complicado para contentar a todos y para no estropear los apoyos que está intentando cerrar”.

A su juicio, Sánchez “es el que ha salido peor parado porque ha dicho mucho y no ha dicho nada”. El exasesor del exministro Méndez de Vigo cree que el socialista ha defendido “ideas que no ha concretado y no puede concretar porque no tiene los apoyos cerrados. Mientras no sepa si va a pactar con unos u otros no puede cerrar las políticas y no tiene nada que ofrecer a los españoles”. Por eso, su comparecencia le ha parecido “bastante lamentable”.

No así la de Pablo Iglesias, de quien ha dicho que “todo lo pernicioso que tiene en lo ideológico, lo tiene de bueno en la oratoria”. “A Pedro Sánchez le ganará siempre en ese uno contra uno”, ha sentenciado.

Díaz cree que Casado es de los “mejores oradores que han pasado por el Parlamento”. Sin embargo, una parte de la oratoria la da la experiencia, por lo que cree que el presidente del PP “se irá haciendo” porque “tiene una madera extraordinaria”.

“Rivera le ocurre lo que a Pablo Iglesias. Es un gran orador”, aunque “un poco irregular” ya que puede estar “muy brillante y muy gris”.

Antonio Fabregat, campeón mundial de debate en español e inglés, ha dicho que era “muy difícil enterarse de qué era lo más importante para Sánchez” debido a que su discurso estaba desestructurado.

“Me ha sorprendido la poca naturalidad, salvo en algunas réplicas de Iglesias o Rivera. Parecía que solo importaba decir lo que se había escrito”, ha señalado poniendo el foco en el candidato socialista.