Alberto Simón: "La era digital permite llevar a la pantalla lo que la imaginación hace al ver el cómic"

Nos adentramos en el mundo de los superhéroes de la mano del dueño de la tienda Elektra Comics

Audio

 

Jon Uriarte

Comunicador

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:06

Los superhéroes han pasado de las páginas de los cómics a convertirse en la película con mayor recaudación de la historia. Thor, Iron Man o Capitán América, entre otros, han conquistado los corazones de los espectadore a base de acción y heroicidades. 

Una de las que más impresionó en los años 70 fue Superman. Causó mucho impacto ver a alguien volando en la pantalla, hubo gente que incluso se llegó a tirar por la ventana pensando que podría volar.

Pero este fenómeno empezó mucho antes en concreto en 1941 con el estreno de una serie de cortos animados sobre superhéroes.

Hasta Elektra Comics, una tienda especializada en el sector, ubicada en la Calle de San Bernardo número 20, se ha desplazado parte del equipo de ‘Herrera en COPE’. Allí se han encontrados con Irene, una joven asturiana de 22 años cuya afición por los cómics no viene desde pequeña: “Un amigo de la universidad me los empezó a mostrar y es el que me ha enseñado todo lo que sé”. “Me gusta mucho Harley y Silvio José, no me gusta mucho Marvel, pero el mundo del cómic es muy grande”, ha afirmado. 

Todo ha evolucionado brutalmente, pero el origen del superhéroe tiene que ver con la necesidad de buscar personajes que tuvieran cosas extraordinarias. Alberto Simón, dueño de esta tienda tan característica, ha confirmado que “tiene que ver con esas necesidad de compensar las frustraciones con las que batallamos cada día”.

Además ha explicado que desde su experiencia “en España somos un país muy de Marvel, al contrario que en Sudamérica donde son de DC Comics, es decir, de Superman y de Batman Esto se debe a que en aquella época en la que comenzaron, los semidioses y superhéroes estaban mal vistos por parte de la censura y nunca se publicaron. Llegaban las ediciones que los coleccionistas veteranos recuerdan. Eran cómics de la Editorial Novaro (mejicana). En los 60, los primeros que llegaron fueron los de Marvel, y es por esto por lo que tienen mucho más arraigo”.

Ha querido mencionar que para los estudiosos del cómic “los grandes superhéroes son los de Marvel porque supusieron un cambio en la estética, en la mentalidad y en la originalidad. Eran mucho más terrenales y tangibles que los de DC. Eran mucho más cercanos, vivían en ciudades reales. Marvel dio un revolcón al género”.

Por último, Simón ha destacado que “la tentación de llevar a la televisión o al cine los cómics siempre estuvo, pero faltaba lo que hay hoy en día: la era digital, la revolución tecnológica. Todo esto permite llevar a la pantalla lo que la imaginación hace al ver el cómic”. 

Lo más