Boletín

Herrera: "Si Trapero no fue capaz de retirar las urnas, ¿nos vamos a creer que iba a detener a Puigdemont?"

Al menos 40 muertos y 4 detenidos en un tiroteo en dos mezquitas de Nueva Zelanda

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 10:29

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Hoy lo más destacado va a ser la subida de temperaturas en toda España. Nos va a dejar un fin de semana en algunas zonas casi veraniego. Desde luego, buen pórtico de la primavera. Es viernes. Es 15 de marzo del 2019. De llover lo hará en el Cantábrico oriental y los cielos nubosos estarán en el norte peninsular y en el norte de Canarias.

Hoy es un día en el que la crónica no puede llamarse sucesos, seguramente se queda corta la expresión o ese cajón periodístico donde se venden las noticias normalmente violentas, porque estamos ante algo más. Nueva Zelanda, se lo venimos contando esta madrugada, en Nueva Zelanda han sido detenidas 4 personas después de que en dos mezquitas comenzaron a disparar. Y nada menos que a transmitir a través de una red social, en directo, contra las personas que estaban rezando dentro.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

Tanto es así que se habla de 40 víctimas mortales. 40 víctimas mortales como consecuencia de los hechos que recoge este sonido. Ahí se le encasquilla el arma, pero con toda tranquilidad obtiene otra, saca otra, iba muy armado y comienza de nuevo a disparar. Esto ha ocurrido en una población llamada Christchurch. En Christchurch vive un español con el que hemos hablado a las 6 de la mañana.

Bueno, dice la primera ministra que aún no está en disposición de confirmar el número total de víctimas mortales, pero, como ya les digo, ha llegado a 40. Uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda, donde las autoridades han recomendado a los habitantes de la ciudad que permanezcan en sus casas porque aún hay riesgo de otro ataque.

Y ayer otra de las noticias que cabían en ese contenedor, pero con una crudeza, con una crueldad, con un... Con una sordidez en todo lo que se mueve alrededor de esta noticia, conocíamos la muerte de dos niños, 3 años, 5 meses, a manos de su madre. Habría que hacer un retrato del padre y de la madre. Dos fumetas. Dos chalados hippies de estos, de okupas, tenían estos niños a los que, al parecer, no atendían demasiado porque el niño estaba matriculado en el colegio San Sebastián de Rocafort, en Godella, Valencia, pero no acudía desde mediados de febrero.

Servicios sociales habían abierto un expediente porque los progenitores tenían problemas mentales. Gabriel Salvador, un tío que siempre estaba bajo los efectos de las drogas. Ella, María Gombau, esta era un activista del 15 M que siemrpe tiene imágenes por ahí forcejeando con la publicidad. Estética hippie, para entendernos.

La última que vio a los críos fue una amiga de la familia, que se acercó a dejarles comida el miércoles por la tarde. Algunos testimonios aseguran que en un momento determinado, después de oírse gritos, muchos gritos en esa casa ocupada, la madre sale corriendo desnuda. Cuando llega la Guardia Civil no hay rastro de los niños ni de la madre. Solo estaba el padre fumadisimo, ofreciendo respuestas incoherentes, diciendo: “Están todos muertos. Mi esposa se ha sumergido en una piscina para reencarnarse en los niños”. Y parece que la madre había dicho, o la frase que desencadenó todo, es “voy a matar a los niños porque se van a reencarnar y así ellos van a ser mucho más felices”.

En uno de los muros de la casa ocupada se veía: “Vais a morir todos”. Claro, con ese panorama se puso la gente a buscar a los niños por los caminos. A quien encontraron fue a la madre metida en un bidón, desnuda, con arañazos, aturdida. Y es la propia madre la que lleva finalmente a la Guardia Civil hasta los cadáveres. Presentaban golpes, presentaban... Bueno, en fin... Es una noticia demoledora. Absolutamente demoledora.

 

Y lo que fue demoledor ayer, damas y caballeros, se lo vengo contando desde las 6, fue la declaración del mayor de los Mossos d'Esquadra, el señor Trapero, en el Tribunal Supremo. Él tiene una causa abierta en la Audiencia Nacional por rebelión. Es decir, que aquí podía haber dicho: “Yo no digo nada porque luego todo se sabe”, y no hubiera pasado nada. Pero si habló. Contestó a la acusación particular, que no anduvo muy fina, contestó a la Fiscalía, aunque la pregunta clave se la hizo el juez Marchena cuando le preguntó con quién se reunía, qué reuniones había tenido y a quién había advertido de que todo esto del 1 de octubre se podía ir de las manos. Y él contestó: “A Puigdemont”.

¿Trapero qué hizo ayer? Trapero intentó vendernos la burra de que los Mossos d'Esquadra estaban por la labor de cumplir la legalidad, hicieron todo lo posible y no se fiaban de los políticos. Es decir, exactamente lo contrario que había dicho Bernardo Pérez de los Cobos, que era el encargado de la coordinación policía de aquella jornada, guardia civil.

¿Qué es lo que dijo? Oiga, allí todos estos decían mucho pero luego, al final, la inacción de los Mossos, el disimulo y la forma de cooperar con el referéndum, hizo que eso saliera adelante.

Bueno, pues Trapero ayer intentó decir que no, que ellos... Y para eso no le importó poner a caldo a su jefe, Joaquim Forn, que estaba allí, llamarle irresponsable, y a los demás, a Puigdemont y compañía. Es decir, ayer intentó quitarse de en medio. Un sálvese quien pueda.

Lo que pasa que, oiga, los Mossos d'Esquadra, él al frente, fingieron que impedían el referéndum, pero realmente lo facilitaron. Hombre, ¿cómo no va a ser así, si es que las imágenes lo dicen todo? No ocuparon debidamente los colegios en su momento, y cuando fueron, se fueron a tomar café con los que estaban organizando aquellas ocupaciones de colegios para que llegaran las urnas ya con las papeletas dentro, etcétera, etcétera, etcétera.

Y luego, además, incluso dijo que estableció un plan para detener a Puigdemont y a los consejeros si así se lo ordenaban. Eso no lo sabremos nunca porque, efectivamente, Puigdemont huyó antes. Pero, en fin... Si no fueron capaces y no quisieron, además, retirar ninguna de las urnas de ningún colegio electoral, de ningún colegio de verdad transformado en colegio electoral, ¿nos vamos a creer ahora que encima iba a detener a Puigdemont si se lo pedían?

Lo más