Herrera, sobre los juramentos de los diputados: "Batet se sometió de forma rastrera a los golpistas"

El juicio del 'procés' entra este miércoles en su última fase con el inicio de las pruebas periciales

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11:07

Audio

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Yo me alegro mucho de saludarles en una mañana de miércoles en la que hace la número 22 de este mes de mayo. Ojo, que en cuanto pase un mes estamos en el verano. Y, ojo, que en cuanto pasen tres meses más del mes, estaremos en el otoño. Fíjense ustedes, que luego no vengan y me digan: “No, es que no nos avisó”. En un mes el verano, en cuatro el otoño y hace nada que estábamos en las uvas con el...

Bueno, yo le recojo alguna de las expresiones que hoy campean los medios de comunicación acerca de la sesión de inauguración de la Legislatura ayer en el Congreso de los Diputados, menos en el Senado, pero más en el Congreso de los Diputados: circo, bochorno, esperpento, carajal, ridículo, escarnio, soflama, infantilismo, si me apuran ustedes.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

Ayer fue un homenaje al infantilismo intelectual de una serie de diputados y, sobre todo, como les decía a las 7 de la mañana, el oxímoron, la contradicción en una misma frase. Dos conceptos contradictorios, eso es un oxímoron. Se ponen varios ejemplos, siempre se pone uno de San Juan de la Cruz: la soledad sonora.

Bueno, eso es un oxímoron. Vamos, ayer prometer lealtad a la Constitución y prometerla también a la república, a los presos políticos, al 1 de octubre y a esas cosas, es una contradicción. Pero es que las Cortes se han convertido en el esperpento del todo vale, salvo por los más jóvenes y las víctimas de la LOGSE, que lo compararon con Dumbeldore, el director del colegio de Harry Potter, quien más quien menos hizo chanzas con don Ramón María del Valle-Inclán, el padre del esperpento con quien guarda un gran parecido Agustín Zamarrón, que fue lo mejor de ayer. Fue el presidente de la Mesa de Edad, el diputado socialista, el médico socialista por Burgos, que estuvo, hasta incluso brillante en algunos momentos del desarrollo de la votación.

¿Por dónde empezar? Miren ustedes, Meritxell Batet, que era la presidenta ayer del Congreso, elegida ayer presidenta del Congreso, estuvo literalmente desbordada. Permitió astracanadas, faltas de respeto a todos los españoles, permitía prometer... Yo, llevamos esta mañana diciendo, estamos buscando si alguien prometido por Snoopy. Pero hubo uno, el de Equo, que prometió por todo el planeta. Por todo el planeta, venga, prometo, falta el venga en estas cosas porque si no es....

Oiga, prometer por todas las falacias posibles. Vamos a ver, España no es una república, en España no hay presos políticos, decir que en España hay presos políticos es insultar a los españoles. En España no hay ningún mandato del 1 de octubre. El 1 de octubre fue una astracanada que se quiso montar para mayor gloria de una serie de gente que, por cierto, está en la cárcel. Y no se puede prometer lealtad a la Constitución haciéndolo a la vez a todas estas otras cosas porque se es leal o no se es leal a la Constitución, pero a las dos cosas no. Es un fraude.

El Tribunal Constitucional en su día, en un auto, entendió que los diputados de Herri Batasuna podían votar por para aquella fórmula que se inventaron que era por "imperativo legal". Solamente por "imperativo legal". Ya lo sabemos que era por imperativo legal. Como dice Marchena en el juicio del procés, aquí todo es por imperativo legal.

Pero es que después de ello, han nacido las formulas pintorescas de ayer. Ayer se prometió por eso que les he dicho más por la república vasca, por el mundo entero, tal y que cual, por los presos, por la... Yo que sé. Todas las chorradas que se pudieran inventar.

El Constitucional entendió que añadir “por imperativo legal” no contradecía la voluntad de acatar la Constitución. Aunque también es verdad que toda doctrina se puede cambiar en función del momento. Y este momento de la democracia es distinto. Y alguna de las fórmulas empleadas ayer son, precisamente, una manifestación de falta de respeto al contenido de la Constitución. Una expresión del desacuerdo con ella, pero como da todo igual....

Ni si quiera se les ha suspendido todavía porque no se atreven a hacerlo antes de las elecciones, entonces pierden tiempo pidiendo un informe legal, como si necesitaran muchos informes legales para aplicar el contenido del artículo 21.1 en su segundo párrafo. No hace falta ser catedrático de Constitucional.

Vídeo

 

Bueno, pues ayer había, ¿cómo les diría yo? Ayer había auténtica sumisión, sumisión rastrera a los golpistas que estaban en el Congreso. Vean ustedes el apretón de manos entre Sánchez y Oriol Junqueras. Ese apretón de manos con ese intercambio de frases del "tenemos que vernos"; -"vale, pues ya quedamos"; y mientras, -"no te preocupes", efectivamente, puede ser un cruce de frases por mera cortesía parlamentaria o una idea de que el primer paso del indulto está realmente dado. En fin, algunos partidos les recibirán como auténticos héroes, como héroes, eh.

Y ese es el reflejo, nos guste más o menos, de España. Es decir, a España también la forman los tipos que ayer llevaban camisetas peculiares, obsesionados con el teléfono móvil, yo no sé si jugaban a Pokémon Go o realmente estaban consultando con los demás, viendo qué dicen de ellos en el Internet, etcétera, etcétera.

Laura Borràs, enemiga declarada del idioma castellano, hay que darle una inmersión en castellano a esta gorda si queremos entenderla, que dice que los presos no deben ser suspendidos porque la Mesa del Congreso debe velar por sus derechos. Esta que participó de un Parlamento catalán que no respetó los derechos de más de la mitad de los catalanes. Pablo Iglesias, Albertito Garzón, una simpatía con los separatistas, unos abrazos, una cordialidad, una felicidad... Todos, venga, es...

Ayer estuvo particularmente bien Rivera en el Congreso, particularmente bien Rivera porque dijo: “Esto, en fin, habrá que... Señora Batet, tendrá usted que poner coto a todas estas cosas”. Y la otra silbaba. Silbaba.

Y lo de ayer, miren, es el mejor reflejo de España. Todos aquellos que quieren decir: “·No, no, pero es que esto... ¡Qué vergüenza los españoles! ¿Pero como pueden...?” No, no, oiga, lo que hay allí, incluida toda la purria, lo hemos elegido los españoles, eh. Así que cada uno hace y dice en ese Congreso lo que le da la gana. ¿Desafiando reglamentos? Ya, pues eso es lo que se ha elegido. Lo que pasa que también se ha elegido la autoridad del Estado y la autoridad del Estado no está porque aparte de la colosal crisis de autoridad que se vive aquí en todas partes y en todos los ámbitos, en este caso se ocultó de forma sonrojante hasta, incluso, como les digo, para suspender a estos individuos en su calidad de diputados.

Lo más