Herrera: "Sánchez juega a empequeñecer el papel del Rey junto a sus socios para ser él el jefe del Estado"

El Rey, ovacionado en el Congreso, dice que "España no puede ser de unos contra otros"

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 10:37

Vídeo

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Es martes, es 4 de febrero y son las 8 de la mañana. El día de hoy se parece bastante al día de ayer, solamente en lo climatológico, en lo demás, bueno, pues esperemos que en Barajas no, que ahora le cuento la peripecia.

Hoy se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer, esa batalla que el ser humano mantiene desde hace muchos años y que poco a poco va ganando. Pasos cada día más seguros contra una enfermedad degenerativa que se lleva por delante a muchas personas y con nuevas tecnologías, nuevas técnicas: la inmunoterapia, por ejemplo, que hace o que permite que el organismo detecte o identifique células tumorales, las desactives, lo que pasa que la inmunoterapia no sirve para todo tipo de cáncer, quizás es buena su aplicación en una cuarta parte, pero bueno, avanzamos, seguimos, investigamos.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA 

Ayer, como le decía yo antes, alguien en Barajas seguramente dijo aquello de aterriza como puedas, hoy elegí un mal día para dejar de fumar. Si hoy va a ser como ayer mejor me quedo en la cama, dirán a algunos de los de Barajas porque continúa abierta la investigación para saber a qué alma de cántaro, a qué cretino se le ocurrió hacer un paseíllo del dron nada menos que en un aeropuerto internacional como el de  Adolfo Suárez e hizo que tuviera que estar cerrado durante hora y media.  Un avión dio el aviso a 100 metros de su morro, a 800 metros de altura que ha avistado a unh dron. Un dron que si a esa velocidad interfiere y choca contra el fuselaje le hace una tragedia que para qué les cuento. Y todos los aviones que iban a aterrizar en Barajas tuvieron que abortar la maniobra e irse a otros lugares.

Pero bueno, cuando, en fin, más o menos las cosas, a pesar de las cancelaciones, parecían normalizarse, llegó el reventón de la rueda de un avión de Air Canada. A las tres de la tarde  un vuelo Madrid Toronto con 128 criaturas, cada uno con lo suyo dentro, en ese momento de me quito el cinturón, bueno, que apaga el móvil, bueno, que me pongo de palique, y de repente suena como una pequeña explosión y algunos pasajeros notan justo debajo de sus  partes ese sonido y esa vibración. Y a los pocos segundos toma la palabra el capitán.

Claro, y en lo que el avión daba vueltas, en Barajas se montaba un dispositivo espectacular: siete dotaciones de bomberos, Guardia Civil, Protección Civil, un carretón de psicólogo. Faltaba, como le dije a las 06:00, una cofradía y su obispo delante. Allí todo en una rogativa. Y, bueno, el piloto a las 19:00 conseguía aterrizar sin mayor problema. Claro, los que iban dentro del avión aplaudiendo como locos.

Ahora, póngase ustedes en el papel del que dice qué bien, qué bien las cinco horitas que estuvieron dando vueltas arriba en el tiovivo soltando o quemando queroseno, la verdad que no lo sé. Y luego, vamos, los pilotos siempre tienden a tranquilizarte y a no alarmarte, pero, claro, había estallado una rueda, parte de lo que había estallado se había metido en un motor, había inutilizado un motor al 50%, así tú no puedes cruzar el Atlántico. Además, no se metía el tren de aterrizaje dentro del fuselaje, con lo cual, las criaturas, bueno, yo creo que tuvieron que sentir un cierto alivio.     Yo creo que alguno se ha ido a Toronto esta mañana nadando antes que en avión. Pero todo acabó bien, la cosa funcionó muy bien, demostraron ser todos muy profesionales: las autoridades de Barajas, los pilotos, la gente que iba en el avión, los bomberos, todo el mundo feliz. Hoy, desde luego, estarán rezando para que no haya ninguna tontería en Barajas.

Bueno, ayer el Rey pedía lealtad y una España para todos mientras los socios de Sánchez daban la nota en la apertura solemne de la legislatura, que nos dejó escenas de todo tipo, la que más, bueno, peleas incluso hasta para ver cómo se encontraban los sitios, quién se sentaba en algunos escaños y...

Pero miren, lo importante, el discurso del Rey y una frase que podría ser esculpida en un frontispicio. "España no puede ser de unos contra otros, sino de todos para todos". Pedir concordia y lealtad, que son palabras que todos deberían suscribir. Cómo será la cosa que hasta los ministros podemitas aplaudieron al monarca. Es verdad que se puede aplaudir con más entusiasmo y con menos asquito, pero lo aplaudieron. Los que no lo hicieron fueron los los miembros de Podemos, al igual que el del PNV, bueno, siempre con esas performance de dar la nota en el día adecuado.

Previo al acto institucional, para explicar por qué no acudían al acto, tomaron la palabra los de Bildu, Junts per Cat, el Bloque Nacionalista Gallego, Esquerra, etcétera, con un portavoz, que era Gabriel Rufián, diciendo que ellos representa a Galicia, a Cataluña y al País Vasco y no reconocen rey ni tienen rey. 

Miren, no es noticia el desprecio a la democracia de los separatistas, no lo es. Si esto fuera noticia, pues oigan, no es noticia. Si ya juraron como juraron con aquellas fórmulas que permitió la presidenta del Congreso, qué no habrán de hacer en la presencia del Rey. Ese documento del BNG, de la CUP, de Bildu es exactamente lo que se espera de ellos. Primero, erigirse en representantes de todas las comunidades, representantes de la comunidad gallega, de la vasca, de la catalana cuando lo que son es representante de la violencia y del racismo si acaso y del populismo. 29 diputados, exactamente el 8 %, la España que odian la simboliza el Rey en la medida en la que lo bloqueen, lo inutilicen, hombre, los objetivos de esta gente serán muchos más fáciles. Por eso, hacen, escriben todas estas majaderías como las que escribieron ayer esta pandilla de majaderos.

Tres de esos grupos son socios de Pedro Sánchez, cuidado. Ayer algunos aplausos fueron noticia y algunos gestos propios de adolescentes también. Adolescentes soberbios y ridículos. A todos estos les vino muy bien lo del avión de Air Canadá, lo del avión de Barajas para despistar el bochorno, pero el Rey volvió a demostrar el valor simbólico de la Corona, el cumplimiento rigoroso del papel que le asigna la Constitución, que esa es la mejor garantía de estabilidad para España. 

La democracia hoy la garantiza el trabajo sereno y firme del Rey, no todos estos charlatanes. Fíjense el contraste entre esa lección de Estado y de concordia con la hostilidad, el discurso disparatado de un grupo de majaderos que, además, lo trascendente es que son socios del Gobierno cuyo presidente lo que juega es a empequeñece el papel del Rey, que parezca que el jefe del Estado es él, así que menos aplausitos de atrezo y más compromiso sincero con la institución y mejor dejar de situar al Rey en el centro del conflicto político para aislarlo y para desgastarlo.

Hoy Bieito Rubido escribe en el Astrolabio de ABC algo muy interesante. Miren, la división de españoles ya no es por ser de derechas o de izquierdas, ni  por ricos ni por pobres. Oiga, Sánchez y Pablo Iglesias son más ricos que la media de los españoles. El debate está entre los que creemos en la unidad de España y quieres quieren romperla, entre los que defendemos la Constitución y quienes quieren desmontar el armazón jurídico, quienes creen en la democracia y quienes se la quieren cargar literalmente. Y eso ayer quedó evidenciado, insisto, por socios de Sánchez que mantienen a este Gobierno.

Audio

 

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo