Boletín

'Herrera a las 8'

'Herrera en COPE': ¿Cuántos muertos cree Óscar Puente que hacen falta para dedicarle portadas a Venezuela?

El portavoz del PSOE dijo que la crisis de Venezuela estaba "sobredimensionada" en los medios de comunicación de España

Audio

Carlos Herrera en el estudio de la Cadena COPE.

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18 ago 2017

"Señoras, señores, me alegro, buenos días...

Quedan cuatro meses para el fin de año. Política, informativa, laboralmente, estos cuatro meses se nos van a hacer particularmente largos. Quizás más largos que otros años. Porque las reinvindicaciones laborales, el ambiente que van algunas centrales sindicales a calentar de aquí a entonces va a hacer que a algunos de nosotros la vida cotidiana sea un pequeño sobresalto detrás de otro. ¿Por qué? El conflicto de Eulen y los trabajadores de El Prat me da a mi la impresión de que es una espita de salida, y que en él algunos han encontrado el argumento perfecto para, utilizando argumentos económicos dignos de ser escuchados, pueda haber repercusión política importante en cada una de las huelgas que se avencinan.

¿Lo del conflicto de El Prat cómo se arregla? Con un mediador, o lo nombran elllos o lo nombra el Gobierno. Y luego tienen diez días para ver qué hacen. Y en esos diez días hay un laudo de obligado cumplimiento y adiós muy buenas. 

Pero el mecanismo empieza a repetirse. ¿Y quiénes son ahora los que amenazan? Los trabajadores de AENA. ¿Y cuál es el argumento de los trabajadores de AENA? El de muchos trabajadores que además ahora, debidamente convencidos por la acción sindical, vienen a decir "oiga, nosotros hemos hecho un esfuerzo para que las empresas salieran adelante". Y eso es verdad, las empresas han salido adelante con esta pavorosa crisis económica porque trabajadores y empresarios se han puesto de acuerdo, y han dicho "si cobramos menos podemos salir adelante, y la empresa no se cierra". Y aquí había que elegir entre susto o muerte. Y se eligió susto. Y las empresas han salido adelante. Y se está creciendo al 3 por ciento. Y algunos dicen "oiga, yo quiero recuperar mi situación anterior a la crisis. Es decir, los días que yo tenía de asuntos propios, el sueldo que tenía en ese momento, las condiciones, etc.". Y eso, todo puesto en determinadas reivindicaciones, si vuelve a nacer de un pacto entre empresa y trabajadores, significará que determinadas empresas seguirán siendo productivas. Si no, se las va a llevar al garete.   

AENA, por ejemplo. Había que recordar lo que era AENA antes de que llegara la gestión de José Manuel Vargas, al que hay algún ministro, por cierto, que quiere llevárselo por delante. AENA no valía un pimiento, no la quería nadie, debía hasta de callarse. Y el control, la ecuación muy sencilla -claro que es sencilla decirla, luego hay que hacerla-, mediante la cual se bajan los gastos y se suben los ingresos, salva a una compañía que, por cierto, el 49 por ciento lo pone en manos privadas, sigue el Estado teniendo el control, crece y es hoy un gigante en el mundo aeroportuario.

Pues los trabajadores de AENA han dicho "quiero volver a la situación pre-crisis. ¿Y eso qué significa? Primero, no se va a poder volver a la situación pre-crisis, pero significa que de aquí a Navidad tienen ustedes 25 días perfectamente escogidos para que a usted volar en avión le signifique una auténtica tortura. Ahora no se trata del control de equipajes. Los trabajadores de AENA hacen muchas labores dentro de un aeropuerto. Y con que una de las piezas del engranaje se ponga en huelga pues los retrasos ya me los irán contando.  

Y luego el prucés y todo lo que no es el prucés y la madre que marío al prucés. Porque ahora, en este mismo momento, los políticos catalanes están jugando al escondite. Han retrasado de nuevo darle curso aparentemente legal a la ley del referéndum. ¿Por qué? Puede haber dos razones esenciales. Una de ellas que le tienen más miedo a la inhabilitación que a otra cosa. Y otra que no se ponen de acuerdo sobre cómo hacerlo. Claro que es mucho más vistoso decir "no, no, están engañanado al Gobierno central. ¡Qué astutos! ¡Qué ladinos! ¡Qué listos son! ¡Cómo están dándole la vuelta con gran picaresca a una situación!". Miren, no se crean esos cuentos. O no saben qué hacer, o están temiendo la inhabilitación como poco. 

Y luego ya si les parece algún día de estos nos ponemos en serio a ver la deriva del PSOE por dónde va. Ese lío de cantamañanas que tiene el primer partido de la oposición en España llega ya a situaciones que pueden parecer dramáticas. Ayer conocíamos las palabras de Óscar Puente, que es el portavoz de este nuevo PSOE de Pedro Sánchez, diciendo que es que el periodismo exagera mucho lo que está pasando en Venezuela porque aquí hay un partido que se llama Podemos que tiene nexos con Venezuela. Eso es un claro guiño a Podemos. ¿De verdad cree este fenómeno de Óscar Puente que no son suficientes ciento y pico muertos, más los encarcelados, más los disturbios, más el hambre, más el desavastecimiento, más las barbaridades políticas que está realizando el régimen de ese mono corroncho que es Maduro? ¿De verdad cree que no es suficiente como para dedicarle alguna portada? ¿Cuántos muertos cree Óscar Puente que hacen falta para justificar dedicarle portadas al asunto de Venezuela? Ya sabemos que ciento y pico le parecen pocos. Vamos, Óscar Puente, ¿cuántos muertos hacen falta?". 

Lo más