Boletín

Herrera: "Algo de ti, Camilo, queda en la vida de muchos españoles para siempre"

Este lunes comienza el juicio contra Ana Julia Quezada, la primera mujer que podría enfrentarse a prisión permanente revisable por el asesinato de Gabriel

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 13:21

Vídeo

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Es lunes 9 de septiembre del 2019 y son las 8 de la mañana y hay un viaje de niños que está ahora mismo emprendiendo el camino al colegio, cogiendo ya la cartera, acabando de desayunar, repeinándose ese flequillo con el peine bien pegado, ahí para que parezca que salen como si lo hubiera lamido una vaca, y todos. Se acabó ya la vacación, queridos niños. Habéis estado tres meses. ¡Ya está bien, eh! Eso no vuelve luego en la vida nunca.

Ahora llegáis al colegio, nuevos amiguitos o no, los antiguos, ver qué pasa, libros nuevos, en la cartera el almuercito de las 11, las nuevas libretas, los bolígrafos y qué pasará este curso. Vais a aprender nuevas cosas que os harán hombres y mujeres del futuro o que os darán instrumentos, seguramente, para defenderos en la vida. Aprovecharlo bien, pasarlo en grande, eh. Lo fundamental es pasarlo en grande, que también aprendiendo se lo puede uno pasar grande.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL COMPLETO DE HERRERA

Y mira, podéis llegar a ser... Hombre, eso no se enseña en los colegios. A ser Rafa Nadal no te lo enseña ningún profesor. Pero si te pueden, si os pueden, queridos niños, meter en el cuerpo el espíritu que hace de Nadal un gran campeón. Luego hay que tener condiciones para saber llegar a donde se llega, pero si el espíritu, la sencillez, la honradez, la entrega. La entrega absoluta, el confiar en uno mismo, el estudiar al contrario, el darlo todo en la pista. Esas son cosas fundamentales en la vida. Con eso en la vida os irá muy bien.

A Nadal le ha ido bien porque, además, luego tiene un excelente talento para jugar al tenis. 19 Grand Slam de estos que son grandes campeonatos. Porque ayer ganó de nuevo el de EEUU tras una final que parecía que la iba a perder porque el ruso Medvedev, que es muy bueno, le remontó dos set y estaba, ahí andaban, hasta que Nadal sacó golpes inverosímiles, el talento habitual, la cabeza fría, la capacidad de sufrimiento y la alegría de toda la grada que coreaba su nombre. Él comentaba, Nadal comenta cuál es el secreto de su éxito.

Bueno, y luego los chavales del basket que le ganaron a una potentísima Serbia en un partido que, dicen los técnicos del baloncesto, fue una exhibición de defensa, es decir, fue una de esas cartas en la manga que tenía el gran seleccionador del equipo español, que es Scariolo, y los jugadores que ahora tienen por delante, hombre, no lo más fácil, pero podrían llegar seguramente a semifinales y a la final, quién sabe, en este campeonato mundial.

Miren, hoy es un día en el que recordaremos a Camilo Sesto. Ayer en todos los programas, no hubo programa que no recordara a Camilo, que no ofreciera imágenes de Camilo en las diez mil millones de intervenciones que tuvo en televisión, en todas las imágenes de todas las entrevistas que se le hicieron. La última en televisión creo que se la hizo mi querido amigo Enrique Romero en Canal Sur. Este verano la veía yo. Una buena entrevista. Pues en la radio, seguramente de las últimas, sino la última que hizo, fue en esta casa cuando vino a vernos, a contarnos cosas de su vida, de su qué hacer.

Era un Camilo más lento, cuidado que había estado muy hostigado por las enfermedades en sus últimos tiempos y, por lo tanto, llevaba otro ritmo distinto al que llevaba tradicionalmente, al que recordamos del Camilo más activo, pero fue un placer charlar con él sobre los detalles de una carrera inolvidable.

'Algo de mí' fue... Bueno, la canción del 75. Algo de ti, Camilo, queda en la vida de muchos, muchos españoles e hispanoamericanos después de tantos y tantos años de canciones.

Otra cita importante del día comienza en Almería. Comienza el juicio a Ana Julia Quezada, la asesina confesa del pequeño Gabriel. Es, cuidado porque es la primera mujer que puede ser condenada a prision permanente revisable por un delito de asesinato, de lesiones psicológicas a los padres. Es imposible no acordarse de aquellos días de febrero del 18, hace año y medio, cuando ese pequeño chiquillo de Rodalquilar, de las Hortichuelas, en el Cabo de Gata de Almería, desaparece para desesperación de los padres y también de esta mujer que mantenía tratos con el padre, separado de la madre. Durante 13 días buscando a un niño. Una búsqueda que ahora vista con el paso del tiempo provoca verdadera indignación.

Esta mujer buscó las cámaras de televisión para hacerse la compungida, para desear que Gabriel apareciera pronto dando abrazos, besos... Bueno, hasta que la Policía, hasta que la Guardia Civil empieza a sospechar por un error que comete, posiblemente la Policía, la Guardia Civil ya sospechaba antes, pero ella coloca la pista falsa de una camiseta de Gabriel al lado de una balsa de agua que ella dice encontrar después. La camiseta estaba seca y había llovido mucho el día anterior. La siguieron hasta que cometiera un error, lo cometió, quería trasladar el cadáver de un lugar a otro y ahí fue sorprendida.

Fíjense ustedes, es... Con todo y con eso que es Ana Julia Quezada, con lo que hizo, nosotros vivimos unos días, no tan angustiosos como sus padres, pero nos sirvió para conocer a una mujer de un tamaño descomunal. Les confieso que ha sido una de las entrevistas más duras que he hecho yo a lo largo de mi vida. Era Patricia, madre del pequeño.

Una mujer de una pieza que, además, ha pedido ahora que no se especule, los medios, que no se haga ahora espectáculo con los datos de la autopsia, que serán públicos, y que ha pedido, además, declarar a puerta cerrada. Yo me comprometo, Patricia, a que eso que tú pides, al menos aquí en mi jurisdicción sea absolutamente respetable. Como tú mereces.

Y Ana Julia se enfrenta a un juicio que tiene que ser un juicio justo. Hasta la más absoluta de las criminales tiene derecho a una defensa, tiene derecho a ser escuchada y después un tribunal popular decidir, y decidir en función de la aplastante realidad de los hechos, de lo que ocurrió, de las pruebas.

Cuando apareció, cuando se dictó esa sentencia de los hechos que comunica la Policía, que comunica en este caso la Guardia Civil, algunos empezaron a elucubrar estupideces muy propias de, no solo la prensa, también de otros medios, de otros. Algún importante cretino que escribe en diarios digitales o algún cretino experto en supuesta comunicación o en inteligencia artificial decían que es que se odiaba a esta mujer, y a esta mujer se la consideraba culpable por ser negra y por ser mujer. Habría que recordarles a estos tontos que ser negra y ser mujer no te hace ser asesina: la maldad, el cinismo, la frialdad son indiferentes a todo ello.

Audio

 

Lo más