Boletín

Herrera: "Esta Diada 'histórica' les ha salido un churrete a los fantoches de Torra y Puigdemont"

El independentismo pincha en la Diada con la cifra más baja de manifestantes desde 2012

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 14:46

Vídeo

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

¿Le gusta a usted la lluvia? Si le gusta la lluvia le aconsejo que no deje de visitar la feria de Murcia, la de Albacete, darse un paseo por Alicante, el sur de la provincia de Valencia, parte de la provincia de Almería porque ahí va a tener la sensación, efectivamente, de que el cielo está lloviendo para usted. Bueno, para usted y para todos los niños que no van a ir al colegio, los diputados que no van a ir al Parlamento, la gente que no va a poder ir a trabajar. No quiero ser ni alarmista ni nada parecido. No va a pasar nada grave, pero va a caer mucha agua.

Bueno, de hecho está cayendo ya agua. Si usted, por ejemplo, tenía previsto este viernes ir a la Feria de Albacete, que hay un cartel magnífico, igual que el cartel en Murcia, pues no sé yo. No sé yo. A lo mejor, de repente, para de llover en ese momento y salen los toreros al ruedo. Ojalá, ojalá para las buenas aficiones de Murcia y Albacete. Pero vamos, está difícil. ¿Alicante? Pues va a caer. ¿Ciudad de Elche? Va a caer agua.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL COMPLETO DE HERRERA

Esto es una depresión de estas de... Bueno, esto lo sabrá explicar la gente que habla del tiempo, los especialistas, los meteorólogos y los físicos y los demás lo que hacemos es repetir prácticamente sus argumentos, pero vamos, que en la Comunidad Valenciana, fíjense bien, para hoy de forma preventiva se han cancelado las clases a 255.000 críos, especialmente en Alicante, como le digo.

Pero es que también va a llover en Ceuta y Melilla. Digamos que lo demás habrá intervalos nubosos y día, pues, en fin, llevadero. Días llevaderos. Luego está Valladolid y Salamanca y pronto llegará a Logroño y después León. Pero cuando lleguen ya esos días, ya le iremos contando.

Hoy el Rey recibe a la presidenta del Congreso y para constatar una cosa, yo no sé si el Rey es muy dado al refranero popular, pero podría decirle cuando entrase Meritxell por la puerta: “¡Qué, Meritxell, ni cenamos ni se muere padre!” Es que, ¿qué hacemos? ¿Y qué va a hacer el Rey? El Rey tenía hasta la próxima semana para convocar a los líderes políticos, pero al recibir hoy a Meritxell podría llamar a Pedro Sánchez y compañía a partir de mañana.

Es decir, no, vamos a ver... ¿Alguien tiene aquí apoyos? El primero va a ser Pedro Sánchez en decirle: “No, que va, que va, que va, que va. Nadie me quiere, nadie me apoya. No, no, no. Hay que ir a nuevas elecciones”. La pregunta es si va a haber alguno que vaya al Rey y le diga: “¿A que le hago presidente? ¿A que le apoyo? ¿A que digo que sí? Iglesias, imagínense. Imagínense del Partido Popular. Si el Partido Popular vota afirmativamente ya no hay nada más que hablar. Claro, le hacen...

Yo le decía antes, hay veces que los... Se ha dicho siempre que los dioses castigan a los hombres haciendo que se cumpan sus sueños. ¿Tú no querías ser presidente del Gobierno? Pues lo vas a ser. Ahora, prepárate para que te achicharren, que es lo que él no quiere. Él quiere tener más escaños, sortear un poco la crisis que viene, etcétera, etcétera.

¿Es un fracaso de la democracia de España? No, no, no, bonita, no. Es un fracasos de Pedro Sánchez porque si hubiera querido, habría buscado acuerdos, pero no ha querido. Y ayer ya se vió a Pedro Sánchez. Es que no se quiere ni reunir con Pablo Iglesias. No se quiere reunir para que no se visualice que él es responsable de ese fracaso. Que sea el equipo negociador, que sean todos los demás. Solo ha querido perder el tiempo.

Miren, y la verdad que a todos nosotros, a casi todos nosotros, que Pedro Sánchez pierda su tiempo, pues nos importa exactamente muy poco. Nos da exactamente igual. El problema es que pierda el nuestro. Es decir, el país con decisiones por tomar, con...

Pero bueno, también es verdad que mirando... Miren la Generalidad de Cataluña, lleva 8 años sin tomar una sola decisión administrativa razonable para el bienestar de los ciudadanos, para el gobierno, para las cosas de cada día de los catalanes. Está solamente enfrascada en lo suyo, en su película, en su obsesión, en su Diada, en sus tontunas. Y ahí está. Oiga, la gente sale a comprar el pan todos los días. Hay quien dice que sin gobiernos también las cosas van bien. Bueno, seguramente no porque hay muchas muchas, muchas reformas que hacer.

Hoy se lo preguntaremos a la ministra Calviño. ¿Qué reformas de las que pide Bruselas está dispuesta a un futuro gobierno encabezado por Pedro Sánchez hacer? ¿Cuáles son las reformas que creen que hay que hacer? ¿Solamente la reforma laboral o hay alguna reforma? Bueno, más que una reforma sería una contrareforma laboral. ¿O hay reformas estructurales económicas importantes que realizar?

Ayer en Cataluña, pues los separatistas querían otra Diada histórica, pero esta vez les ha salido un poco churrete. Lo primero hay que decir que anoche el intento de asalto al Parlamento de Cataluña, porque hubo un intento de asalto al Parlamento de Cataluña en la que no constaron cargas policiales más allá de las elementales, pero ni una sola detención.

Oiga, utilizaron bengalas, bastantes malas artes para acosar a los agentes de la entrada en el Parlamento, allí en el Parque de la Ciudadela, agresiones a periodistas de Antena 3, de Televisión Española y solamente, solamente les identificaron. Igual que a los dos individuos que alquilaron una habitación de hotel, o la contrataron, y en el balcón pusieron un aparato con buenos voltios para poner el himno nacional español en el momento en el que hacían la entrega de flores a la figura de Rafael Casanova, por cierto, ese gran patriota español, a Rafael de Casanova, pues Torra y compañía y estaban cantando 'Els Segador'.

Montserrat Budó, que es la portavoz del gobierno catalán, diciendo “intolerables y qué falta de sensibilidad para con nosotros...” Bueno, pues a estos les identificaron también. Es lo mismo para unos y otros, para los Mossos d'Esquadra. Los que quieren, oiga, atacar, agredir, asaltar el Parlamento de Cataluña y los que ponen el himno español. Claro, a eso se le ha contestado muy rápido. A Budó y a a todos los demás.

Oiga, cuando se queman fotos del Rey, cuando se silba el himno español... Todo eso es libertad de expresión. Cuando se pone el himno de España es para que te identifique la Policía. Pues los artistas de esa escena fueron dos miembros de las brigadas de limpieza, ese grupo así autodenominado que retira lazos amarillos. Pero es que, incluso, llegaron a cortar la luz de la habitación los Mossos d'Esquadra allí rápidamente, nerviosos, histéricos porque qué está pasando aquí. Hay un tío que pone el himno español. Esto es tremendo.

Y luego vino el pinchazo de la manifestación. Miren, de todo se cansa uno. Hasta de querer una Cataluña independiente. Les diré más, la Diada y el devenir de esta Cataluña en el festival de la melancolía, el permanente festival de la frustración. No podremos volver a ser lo que nunca fuimos porque, además, ni siquiera la mayoría de nosotros queremos serlo. No podremos volver a ser lo que no fuimos nunca. Y dedicar toda la vida a eso, perder el tiempo toda la vida en eso es...

Alguna solución habrá que buscar, incluido el Estado, que tiene que hacerse más presente en Cataluña. Harán ruido, pero siempre alguien puede poner un altavoz. Para esa arcadia soñada faltan varias cosas: primero, voluntad bastante; segundo, sentido común; tercero, oportunidad histórica; pero cuarto, sobre todo, liderazgos. ¿Ustedes creen que un fantoche como Torra u otro fantoche como Puigdemont pueden ser los líderes que lleven a la sociedad catalana, a la ansiada creación de un Estado? Hombre, por favor. ¿Pero de qué estamos hablando?

Audio

 

Lo más